Cartas al Director: CC.OO. Aragón considera las recientes medidas liberalizadoras del gobierno tímidas e insuficientes

Como ocurre cada marzo, el final de las rebajas y el inicio de la temporada de primavera han supuesto, junto con la subida del precio de los carburantes, un nuevo empujón al alza en los precios. Así, el Índice de Precios al Consumo (IPC) se incrementó un 0,9% en Aragón, superando la media nacional. La tasa interanual (3.6%) se sitúa dos décimas por encima de la española.

En un año, el precio del transporte se ha incrementado un 6.1% en nuestra Comunidad Autónoma (consecuencia lógica de la escalada de precios del carburante), las bebidas alcohólicas y tabaco 5,6%; hoteles, cafés y restaurantes un 4,7% (Semana Santa); enseñanza y vivienda un 4,6%. Los precios únicamente han bajado en los últimos doce meses en las comunicaciones.

Variación mensual

Variación anual

Variación

en lo que va de año

2003

2004

2005

2003

2004

2005

2003

2004

2005

Nacional

0,7

0,7

0,8

3,7

2,1

3,4

0,5

0,0

0,2

Aragón

0,8

0,7

0,9

3,6

1,8

3,6

0,5

-0,1

0,2

Durante este último mes, los precios en Aragón siguen al alza en el transporte, con una subida del 1,5%, siendo superada por el vestido y el calzado, con el 3.6%(debido al inicio de temporada, como ya hemos explicado en el primer punto). Sin embargo, hemos de mencionar que este grupo había reducido sus precios en lo que los últimos tres meses un 8,8%, producto de las rebajas de invierno.

España es el país con mayor tasa inflacionista tanto de la zona euro como de la Unión Europea, cuyas tasas se sitúan en el 2,1%. Todo indica que continuamos perdiendo competitividad en relación a nuestros referentes europeos. Y Aragón, en estos momentos, mantiene una inflación por encima de la media nacional. Si tenemos en cuenta que Aragón está especialmente abierto al mercado exterior, este dato no puede dejar de preocuparnos.

CC.OO.-Aragón quiere reiterar una vez más la falta de medidas políticas suficientes que propicien la competencia en el mercado interno, y con ello que se reduzcan los precios. Debería favorecerse un modelo comercial más diversificado, evitando la concentración de los distribuidores y la nula competencia, cuya consecuencia primera sigue siendo el incremento de los márgenes comerciales en detrimento de los consumidores finales.

Comentarios