Cruzada en las Cortes contra los simbolos religiosos en las escuelas

20021106clase.jpg

Las Cortes de Aragón han aprobado una proposición de Izquierda Unida para que se vigile que no haya símbolos religiosos en los centros educativos. Sólo el Partido Popular ha votado en contra de esta propuesta. De esta manera, el Departamento de Educación dará orden expresa a los inspectores para que velen por el cumplimiento de las leyes que exigen la ausencia de símbolos religiosos en los centros educativos públicos y concertados.

La Comisión de Educación de las Cortes ha aprobado, con el único voto en contra del PP, una proposición de Izquierda Unida para garantizar que en las aulas de los centros educativos públicos y concertados se garantice el principio de aconfesionalidad, evitando la presencia de símbolos religiosos. El portavoz de IU, Adolfo Barrena, ha considerado que esta iniciativa debería ?ser innecesaria? porque es una exigencia clara de la legislación, y la ha justificado por el ?respeto a los alumnos, sobre todo los emigrantes?. Así, ha defendido que se den instrucciones a la Inspección educativa para que se garantice el cumplimiento de la norma.

Por parte del Partido Popular, la diputada Ana Grande ha explicado la posición contraria de su grupo, destacando que la Constitución dice que España es un Estado aconfesional ?pero respeta las creencias religiosas, y el 80% de los españoles se declara católico?, y que el respeto ?es la palabra clave que define el Estado aconfesional?.

Grande ha destacado que debe cumplirse la legalidad, pero que los centros concertados tienen derecho a su ideario, ?y la aceptación de un centro implica la del ideario?, para concluir que la iniciativa de IU ?no es sostenible?. También ha criticado que se encomiende esta función a los inspectores, ?dando una imagen inquisitorial?, y ha defendido que si hay algún centro con un símbolo que cause problemas, debe ser el Consejo Escolar el que decida.

Ante estas alegaciones, así como una enmienda del PSOE para modificar la redacción, Adolfo Barrenas ha intentado lograr la unanimidad modificando el texto de su proposición para recalcar como fin que en los centros públicos se garantice la aconfesionalidad ?y en los concertados se cumpla la normativa vigente?. Son embargo, el PP no ha aceptado tampoco la nueva redacción. Ana Grande ha reiterado que es una proposición ?innecesaria?, y que debe ser la comunidad educativa la que decida, por lo que ha concluido que la iniciativa ?tal como se plantea es papel mojado?.

Por su parte, la consejera de Educación, Eva Almunia, se ha referido también a esta cuestión, y ha destacado que la escuela tiene que ser ?un lugar donde todos nos encontremos bien, y sobre todo no haya ningún tipo de discriminación?, por lo que ha apoyado la importancia de que en los centros públicos ?seamos asépticos?; aunque considerado que en los concertados se plantean diferencias porque ?la gestión es más privada?.

Comentarios