Petacchi no da opción a la sorpresa y gana al sprint en Zaragoza

El velocista italiano de la Fassa Bortolo Alessandro Petacchi ha sido el ganador de la tercera etapa de la Vuelta Ciclista a Aragón disputada este viernes entre las ciudades de Sabiñánigo y Zaragoza. Petacchi se ha impuesto al sprint en una jornada ciclista típicamente llana, a la espera de la cronoescalada del sábado.

Aún marcados por la grave caída sufrida el jueves por el corredor cántabro Efraín Gutiérrez, los ciclistas que participan en la Vuelta a Aragón han deparado este viernes una etapa típicamente llana, de ineficaces escaramuzas e intentos de escapada a la búsqueda de un viento que esta vez no ha aparecido en toda su intensidad y de un par de puertos sin excesivo lustre. En este escenario, los 173 kilómetros entre Sabiñánigo y Zaragoza, salpicados por esos dos altos de segunda categoría (Oroel y Casas de Espés) no han deparado grandes sorpresas. Si acaso, la demostración de forma y fuerza de uno de los capos del pelotón internacional, el velocista Alessandro Petacchi, que nuevamente ha vencido, como lo hiciera en Alcañiz, en la primera etapa.

El grupo entraría en Zaragoza unido, y la volata final no se le escaparía al italiano. Realmente, la carrera se decide este sábado, en la cronoescalada que está prevista entre la localidad de Herrera de los Navarros y el Santuario de la Virgen de Herrera. Son once kilómetros cuesta arriba, once intensos kilómetros contra el crono de donde se espera que salga el vencedor de esta edición de la Vuelta a Aragón.

El ruso Vladimir Efimkin es el ciclista que defiende en Herrera el jersey amarillo, conseguido el jueves tras vencer escapado en la segunda etapa entre Alcañiz y Sabiñánigo. Efimkin tiene en sus talones a Luis Pérez. El resto de favoritos, a poco menos de medio minuto, tratarán de asaltar el podio. Entre ellos, Jan Ullrich y, sobre todo, el aragonés José Miguel Elías, que quiere hacer buena su participación en la ronda de la tierra. El corredor del Relax se siente con fuerzas para ir a por la victoria, arrebatarle el liderato al ruso Efimkin y aguantar el envite del resto de favoritos, todos ellos con las fuerzas casi intactas. Y es que la ronda aragonesa, este año, ha huido de las grandes alturas.

Comentarios