Una treintena de afectados por la extinción del acuífero de la carretera de Sariñena

Alrededor de treinta propietarios con negocios en el entorno de la carretera Sariñena en el término municipal de Huesca se han visto afectados por la extinción de un acuífero de la zona que suministraba agua a varias explotaciones ganaderas y a una empresa de lavandería. Los propietarios dicen que las obras del colector han afectado a sus pozos y piden al Ayuntamiento que solucione un problema que les está causando un grave quebranto económico.

La mayoría de las explotaciones, y en el especial la lavandería, utilizan grandes cantidades de agua, la cual extraían del acuífero, seco desde el pasado agosto, momento en el que, justamente, las obras del colector cortan la capa freática que alimentaba los pozos de la zona.

El responsable de la empresa Lavanderías del Ebro, José Luis Lasierra, ha explicado que los afectados tienen documentación gráfica que certifica la afección de esta obra a sus pozos, hasta el punto que la empresa que construye el colecto se vio obligada en su día a derivar el agua del acuífero al río.

Dicen los propietarios que la ciudad debe tomarse en serio el asunto porque estas empresas son grandes consumidoras del agua, y lo que antes hacían con el agua de sus pozos lo tienen que hacer ahora con agua de Vadiello, pantano que se encuentra en un estado límite en cuanto a sus reservas se refiere.

Pero además, desde que las empresas utilizan el agua de la red se ven obligadas a pagar facturas astronómicas, de hasta 6.000 eruos por mes. Es por ello que la próxima semana los propietarios quieren mantener una reunión con el consistorio para que se les de una solución a un problema que ha creado una obra que está ejecutando el Ayuntamiento.

Comentarios