Huesca La Magia fue décimo en la Copa de España

2005041717 Arturo Ariño.JPG

El equipo Junior de ciclismo Huesca la Magia-Forcusa puntuó en la 10ª plaza en la clasificación por escuadras de la Copa de España, en una competición con los 200 mejores ciclistas españoles de la categoría y los cerca de 40 equipos que este año aspiran a un puesto en la Copa de España. La primera prueba puntuable de la Copa de España Junior se disputó en Asturias, sobre un trazado de 85km con una dureza extrema en sus nueve puertos de montaña.

La primera prueba de la Copa de España siempre atrae a todos los corredores nacionales que creen tener aspiraciones a una posición privilegiada en el ranking nacional, y más de 200 ciclistas de 37 equipos tomaron la salida en la carrera. La carretera y el fortísimo ritmo fue haciendo la criba hasta reducir las posibilidades a un grupo de 70 unidades.

La carrera finalizó con un grupo de 15 unidades escapado y un grupo de otras 50 unidades en el que estaban los corredores altoaragoneses Arturo Ariño (35º) y Lorenzo Buil (40º). Ligeramente retrasados cruzaban la meta Jorge Imaz y Javi Piedrafita, por consecuencia de una caída del primero. Su director deportivo nos comentaba que "Ha sido una carrera con muchísimo nivel, y nuestros cuatro corredores han logrado entrar y puntuar. Hasta este año no habíamo logrado clasificar a tres corredores para puntuar por escuadras en la Copa de España, y hoy hemos colocado a los cuatro que viajaron a Asturias. Nos ha faltado rematar, pero los chicos están muy animados y lo importante es que tienen más confianza que nunca en sus posibilidades. Si no hubiera sido por la caída de Jorge Imaz, ahora estaríamos hablando de que nuestro equipo se hubiera colocado entre los cinco primeros del ranking nacional".

Arturo Ariño, primer clasificado del Huesca la Magia-Forcusa en la Copa de España, decía al término de la prueba que "Me he visto luchando codo con codo con los mejores, y si no he estado en la escapada es porque he pasado un bajón físico en la seguda vuelta. Sé que puedo ganar a cualquiera y en la próxima Copa de España lo demostraré. Ahora, queda entrenar todavía más duro para seguir progresando y estar un poco más adelante en la clasificación". Arturo, que era la principal baza del equipo en la llegada masiva del pelotón, no pudo entrar más adelante en el sprinto por los continuos intentos de escapada que fueron quemando poco a poco sus fuerzas. "He intentado marcharme, porque me sentía muy cómodo en el grupo, pero los intereses de todos los equipos no han permitido ninguna escapada. Se nota que en Copa de España el nivel es mucho más alto que en las competiciones regionales".

El resto del equipo Huesca la Magia-Forcusa competía en la tarde en el Trofeo Piedras de Bagorri en Oteiza. La competición navarra se caracterizó, además de por su final en alto, por las condiciones climatológicas en que se desarrolló. Los ciclistas hubieron de luchar contra el frío, la lluvia, la nieve e incluso el calor. Desde la salida se empezaron a producir las primeras caídas, pinchazos y desvanecimientos por culpa del temporal de frío.

Los altoaragoneses del Huesca la Magia-Forcusa también empezaron a pagar la factura del frío en el primer puerto de montaña y el pelotón quedó reducido a 30 unidades de los 150 que tomaron la salida. Por parte del Huesca la Magia-Forcusa, los más destacados fueron el grausino Jorge Torres, que partía como jefe de filas en esta carrera, el turolense Alberto Martín, el serrablés Carlos Claver y el oscense Alberto Orduna. La carrera estuvo controlada en todo momento por un sólo corredor que supo salir y disipar cualquier posibilidad de escapada. Jorge Torres, que tenía la orden de coger las riendas del equipo, se tomó su trabajo en serio y se mantuvo durante los 75km manteniendo el orden del pelotón hasta el mismo sprint. Lamentablemente, la suerte no estuvo del lado de los oscenses, ya que su principal baza en esta carrera ante el sprint, Alberto Martín, había pinchado a falta de escasos 5km para meta. Otro buen escalador para el tipo de llegada que había en Oteiza era Carlos Claver, pero no pudo meterse en la disputa por problemas mecánicos que le obligaron a llegar circulando con el plato de 39 dientes.

La mañana del domingo se presentó algo más afortunada para los del Huesca la Magia-Forcusa con el triunfo en la categoría Junior del grausino Jorge Torres en la I Ruta BTT Villa de Estadilla. El corredor del Huesca la Magia-Forcusa, después del alarde de fuerza hecho el día anterior, demostró sus dotes de corredor en BTT, siendo el segundo clasificado en la general (detrás del élite Oscar Pardenilla) y primer clasificado Junior con una amplia ventaja. Su compañero de equipo, el barbastrense Ivan Saura, también se subió al podio, siendo segundo Junior y demostrando en su casa la gran fortaleza que tienen los chavales del Huesca la Magia-Forcusa.

En otro frente, otros siete miembros del equipo junior y su director deportivo, participaban en la Brevet 200 organizada en Huesca por la P.C.Edelweis. "El objetivo de esta marcha era que los chicos realizaran un buen entrenamiento de fondo, que se prepararan para las vueltas por etapas y las carreras en tierras catalanas que son de mayor duración" comentaba Dani Cremades, su director deportivo. Alberto Pérez, Adrián Barceló, Carlos Navarro, Alberto Orduna, Carlos Dieste, Carlos Claver y Alberto Pueyo, junto con su director, Dani Cremades, fueron los miembros del Huesca la Magia-Forcusa que participaban en la Brevet 200, prueba de carácter púramente cicloturista. Para la próxima semana, el equipo volverá a desdoblarse, compitiendo en Navarra y en Huesca.

Comentarios