La Universidad de Zaragoza ya tiene oficialmente Defensor del Universitario

2005041818 Universidad.jpg

La decisión fue tomada por el claustro universitario el pasado 14 de diciembre, pero no ha sido hasta este lunes cuando la Universidad de Zaragoza ha contado ya oficialmente con su Defensor del Universitario. José María Marín, profesor titular del Departamento de Geografía y Ordenación del Territorio, ha tomado posesión de su cargo haciendo historia, porque es la primera vez que la Universidad de Zaragoza cuenta con esta figura del Defensor del Universitario.

El Justicia de Aragón, Fernando García Vicente, ha sido uno de los asistentes a la toma de posesión de José María Marín como Defensor del Universitario; una figura semejante precisamente a la del propio Justicia o la del Defensor del Pueblo.

Además del Justicia de Aragón, al acto han asistido otros representantes de la sociedad aragonesa como el delegado del Gobierno en Aragón, Javier Fernández, o la vicepresidenta primera de las Cortes de Aragón, Ana Fernández.

El cargo de Defensor Universitario se elige por tres años, un periodo durante el cual, como ha expresado el propio Marín, ?se va a trabajar, estudiar y atender todo lo que venga de la comunidad universitaria y la sociedad en general?. Así, según ha señalado durante su alocución, ?se hace público el compromiso con esta Universidad, la voluntad de contribuir y de poner todo el esfuerzo por que esta centenaria institución siga siendo referente en el ámbito de los valores humanos, de la defensa de la libertad y de la dignidad de las personas?.

Por el momento, la oficina del Defensor Universitario ya tiene sobre la mesa entre 25 y 30 casos en tramitación. Esta importante cifra ?es una muestra más de la confianza que se tiene por esta figura en el ámbito de la Universidad?, ha indicado Marín. No obstante, ha añadido, ?aún es pronto para decir cuáles son los temas predominantes que preocupan a la comunidad universitaria?. Aún así, las quejas más comunes son referentes a la lentitud de la administración a la hora de responder a aquellos asuntos sobre los que se le requiere. ?Esta situación produce malestar? ha señalado el Defensor.

Su función será estudiar los fallos detectados en el funcionamiento de la Universidad, responder a las quejas de estudiantes, personal administrativo y profesores e indicar las modificaciones pertinentes. Igualmente, Marín ha explicado que el Defensor Universitario también puede actuar de oficio si observa algún aspecto mejorable. Para ello cuenta con el respaldo de tres ayudantes para cada uno de los sectores en los que trabaja. Así, la administradora del Centro Politécnico Superior Soledad Pérez le asesorará en temas relacionados con el PAS (Personal de Administración y Servicios), la estudiante de Filología Inglesa Clara Marco lo hará en asuntos referentes a los estudiantes y el profesor del Departamento de Derecho de la Empresa, Mario Varea, en los que afecten al personal docente.

Comentarios