El obispo de Huesca y de Jaca califica de buena noticia la elección de Ratzinger como Papa

El obispo de Huesca y de Jaca, Jesús Sanz Montes, ha mostrado una gran satisfacción por la elección de Joseph Ratzinger como nuevo Papa. El prelado conocía al elegido a través de los micrófonos de Radio Huesca, momento captado por las cámaras de Localia Televisión Huesca, justo al terminar de oficiar la misa de las 6 de la tarde en la Catedral oscense en la que repicaban las campanas anunciando al nuevo Papa. Misa en la que, reconoce el obispo, pensaba en la figura de Ratzinger como la más adecuada para suceder a Juan Pablo II.

Jesús Sanz Montes se mostraba emocionado al conocer el nombre del nuevo Papa, del que dice ha sido un estrecho colaborador de Juan Pablo II en temas difíciles y cruciales en los últimos años en la Iglesia Católica. El obispo de Huesca y Jaca que se reconocía orgulloso de la elección de Ratzinger porque dice lo ha estudiado, explicado en su época docente y también conocido. Y muestra su satisfacción también por el nombre elegido: Benedicto XVI.

El prelado se mostraba muy satisfecho y emocionado aunque también reconocía que comprende que haya quien no esté tan satisfecho por esta elección. Sanz Montes asegura que Joseph Ratzinger, desde ahora Papa Benedicto XVI, es un teólogo de altura reconocido internacionalmente; una figura de gran valía intelectual y pastoral que siempre ha estado al lado de Juan Pablo II en sus viajes a través del mundo.

El Obispo de Huesca y Jaca que de momento dice que es difícil aventurar como será el Papado de Ratzinger pero que seguro que tendrá una gran valía en su cargo. Las campanas comenzaban a repicar en la Plaza de San Pedro confirmando la esperada noticia. También en Huesca las campanas de la capital han dado la bienvenida al nuevo Papa Benedicto XVI. Habrá una misa próximamente como muestra de celebración por el inicio de un nuevo Pontificado.

Joseph Ratzinger, decano del Colegio Cardenalicio, nació el 16 de abril de 1927 en Baviera (Alemania). Procede de una familia tradicional de campesinos. Participó como soldado del Ejército alemán en los últimos meses de la II Guerra Mundial. Entre 1946 y 1951 estudió Filosofía y Teología en la Universidad de Munich. En 1951 fue ordenado sacerdote. A partir de su doctorado en 1953 asumió en distintas ciudades alemanas las respectivas cátedras de Teología, centrando su enseñanza en el dogma y la teología fundamental.

Fue nombrado cardenal por Pablo VI en 1977. Como decano del Colegio Cardenalicio ha sido el encargado de presidir el funeral en la plaza de San Pedro por Juan Pablo II, y la misa ?Pro eligendo Sumo Pontífice?, con la que arrancó el cónclave.

Comentarios