El Ayuntamiento de Huesca busca un acuerdo con los vecinos de la muralla

2005041919 Muralla 7.jpg

Vecinos y Ayuntamiento se reúnen este miércoles con la intención de cerrar un acuerdo urbanístico sobre el entorno de la muralla. El consistorio quiere crear un pasillo peatonal y eliminar las edificaciones que se han levantado sobre el monumento y que lo están afectándolo. La Concejala de Urbanismo, María Jesús Tovar, ha dicho que, en principio, quiere negociar con los vecinos y llegar a un acuerdo, aunque no descarta la fórmula de la expropiación si este no es posible.

Por su parte los vecinos están divididos. En su mayoría querrían entrar en la operación que propone el consistorio, pero hay algunos que desconfían de las intenciones municipales y preferirían continuar como hasta ahora.

La ciudad ofrecerá a los propietarios de los aledaños de la muralla un mayor nivel de edificabilidad en sus actuales viviendas a cambio de que estos cedan 8 metros para crear un pasillo peatonal. De esta forma el monumento dejaría de sufrir los daños estructurales a los que se le está sometiendo por la existencia de edificaciones que utilizan los paños de la muralla como asentamiento. Así mismo se quiere eliminar los huertos y jardines cuyo riego transmite humedades que también están minando la estructura de este bien cultural.

No es la primera vez que el Ayuntamiento intenta llegar a un acuerdo con estos propietarios, ni tampoco este es el primer plan sobre la muralla, aunque esta vez Ayuntamiento y vecinos parecen obligados a llegar a un acuerdo, después de que la semana pasada la Consejera de Educación y Cultura del Gobierno de Aragón anunciara la inversión en la rehabilitación del monumento de 12,6 millones de euros. Una inversión esta que dependerá, en parte, como señala el Director General de Patrimonio, Jaime Vicente, de que el consistorio logre firmar un convenio con los vecinos para que estos cedan los 8 metros de pasillo peatonal que contempla el plan director del monumento.

El problema es que solo con que uno de los propietarios de las viviendas no estuviera de acuerdo no se podría firmar el convenio urbanístico, pero siempre existe la posibilidad de la expropiación, la última vía que quiere emplear el consistorio, pero la solución en caso de falta de acuerdo.

Ha sido el alcalde quien, a través de una carta, quien se ha puesto en contacto con los propietarios citándolos a una reunión que tendrá lugar este miércoles a las 19,30 horas en el Colegio de Santiago.

En la misiva se hace mención a los planes de recuperación del tramo comprendido entre la denominada Casa Amparo y el Colegio Público San Vicente

Según el criterio expuesto por la Alcaldía, a partir de este momento se pueden ya adoptar globalmente todas las decisiones que conciernen a esta parte de la Ciudad, tanto en lo que se refiere a los propietarios y a sus inmuebles como a la recuperación de la muralla propiamente dicha, pues se dispone ya de todos los elementos clave para avanzar en la restauración tanto urbanística como arqueológico-arquitectónica de un elemento patrimonial tan importante para la Ciudad. Cualquier decisión a tomar ha de amoldarse, naturalmente, a dos criterios base: el denominado Plan Especial de la Muralla, pendiente de aprobación, y el Plan Director de la misma, elaborado por el Gobierno de Aragón.

Comentarios