La Cámara de Huesca plantea en el Senado un plan global de desarrollo del Pirineo

El presidente de la Cámara de Comercio e Industria de la provincia de Huesca, Antonio Ruspira, ha comparecido en la Ponencia de Estudio sobre comunicaciones y desarrollo de los Pirineos constituida en el Senado, en el seno de la Comisión de Fomento y Vivienda. En su intervención, Ruspira ha defendido dos objetivos. Por un lado, la necesidad de diseñar un plan global de desarrollo sostenible para todo el territorio pirenaico, y, por otro, la planificación integral de las comunicaciones para crear un espacio permeable de norte a sur y de este a oeste, que incluya a las distintas capitales, mediante la redacción de un plan director de comunicaciones. En la jornada de este miércoles, también han comparecido los presidentes de las Cámaras de Guipúzcoa, Navarra, Lérida y Gerona.

El presidente de la Cámara, en su exposición, ha subrayado la importancia de definir un plan global de desarrollo de los Pirineos para marcar los criterios en que se ha de basar el desarrollo socioeconómico, mediante un tratamiento específico y desde una perspectiva global y de conjunto.

Para la Cámara, muchos de los problemas del Pirineo son globales a toda la cordillera, debido a sus especiales características de orografía, densidad demográfica, o infraestructuras, entre otros motivos. Antonio Ruspira ha recordado en su intervención algunos datos sobre la emigración y la despoblación en las comarcas altoaragonesas, y ha explicado que el crecimiento español en el último siglo ha sido injusto tanto en lo económico como en lo social para los habitantes del Pirineo, por lo que considera que existe una deuda moral con este territorio.

El desarrollo en el Pirineo, como en otras zonas de montaña de características similares, ha de venir propiciada por la compatibilidad de diversas actividades económicas. Desde las tradicionales, más ligadas a las peculiaridades del territorio, hasta las más innovadoras, refiriéndonos fundamentalmente a aquellas que vienen propiciadas o que son posibles gracias a las nuevas tecnologías de la comunicación y la información. El objetivo debe ser el de atraer y asentar población residente mediante un desarrollo sostenible, no sostenido con subsidios. Un desarrollo que sea compatible con la preservación del medio ambiente como fuente de riqueza, y en el que tenga importancia la diversificación de sectores, con una mayor trascendencia del sector turístico. Un desarrollo que permita equiparar el nivel de vida de todos los ciudadanos.

Disponer de buenas comunicaciones es una condición indispensable. Para la Cámara, al hablar de comunicaciones y desarrollo del Pirineo, hay que hacerlo desde un punto de partida claro: la necesidad de potenciar territorial, social y económica el nordeste de la península ibérica desde una concepción del Pirineo como rótula que debe articular la relación y la comunicación con el resto de la Unión Europea. El asentamiento de la población, el progreso económico y el desarrollo social en el Pirineo son objetivos irrenunciables para los que es preciso disponer de una adecuada red de comunicaciones que acerque los servicios a los ciudadanos independientemente de su ubicación geográfica y facilite el acceso al turismo y la salida de las producciones locales.

UN ESPACIO PIRENAICO PERMEABLE

Por eso, el presidente de la Cámara considera que es fundamental ?crear un espacio pirenaico permeable de norte a sur y de este a oeste, que incluya a las capitales, mediante la definición de una planificación integral de las comunicaciones necesarias, en lo que podría llamarse Plan director de comunicaciones del Pirineo, siempre bajo una perspectiva global y de conjunto?.

Antonio Ruspira se ha referido a la situación de las comunicaciones actuales en el Pirineo. Respecto a las comunicaciones norte-sur, ha recalcado que el espacio pirenaico es el paso obligado para todos los tráficos terrestres entre España y Portugal y el resto del Continente, y que las autopistas y carreteras costeras, tanto en la vertiente mediterránea como en la atlántica, absorben el 90% del tráfico total. Si esta situación no se corrige, se producirán unos estrangulamientos de tráficos muy serios. Para solucionar esta saturación, la Cámara considera imprescindible diversificar las opciones viarias y romper la excesiva polarización actual, así como diversificar los modos de transporte, reconociendo al ferrocarril sus grandes posibilidades, de manera que ferrocarril y carretera sean fórmulas complementarias.

En este sentido, Antonio Ruspira ha llamado la atención sobre la grave situación de los accesos túnel de Somport en la vertiente francesa, agravada por los cierres periódicos de los pasos de Bielsa y el Portalet, y ha incidido en la necesidad de solucionar este problema. Además, sin perjuicio de la potenciación de la red ferroviaria en el litoral Cantábrico y Mediterráneo, que son imprescindibles, el presidente de la Cámara ha insistido en que los tráficos internacionales actuales y de futuro a través del Pirineo están pidiendo a gritos una nueva solución ferroviaria de gran porte, en baja cota, en velocidad alta y ancho UIC y electrificación, manteniendo también el interés a corto plazo por la apertura del ferrocarril de Canfranc.

En cuanto a comunicaciones longitudinales, Ruspira considera que es precisa una óptima comunicación transversal en toda la cordillera para mejorar la capilaridad entre las distintas regiones, comarcas y valles del Pirineo, contribuyendo de esta forma a todo tipo de intercambios y favoreciendo la extensión horizontal del desarrollo. Para ello, que es necesaria la rápida adecuación de la N-260, la agilización en la construcción de la autovía Pamplona-Huesca-Lérida, la conexión de este último eje con la autovía Lérida-Viella mediante un tramo de autovía entre Barbastro y Benabarre, y la potenciación de la actual red ferroviaria de comunicación entre Huesca, Lérida y Barcelona.

Comentarios