Monzón da los pasos previos de la Agenda 21

La Comisión de Fomento informó favorablemente tres propuestas que suponen dar pasos hacia la Agenda 21: suscribir la Carta Aalborg+10, integrarse en la Red de Entidades locales del Alto Aragón por la sostenibilidad (RETE21) ,y la adhesión a la Red Española de Ciudades por el Clima. Éstas irán al pleno ordinario del mes de abril para su aprobación.

El Gobierno municipal considera necesario suscribir estos compromisos para avanzar en la redacción y posterior aplicación de la Agenda 21 local, un programa que con la colaboración de la DPH pretende dotar a los ayuntamientos de una herramienta eficaz, concreta y operativa para favorecer un desarrollo que sea compatible con el uso sostenible de los recursos; realizando en primer lugar un análisis de la situación del municipio, fase en que se encuentra en la actualidad Monzón, y las medidas para su puesta en práctica.

Suscribiendo el acuerdo internacional de la Carta de Aalborg+10 el Ayuntamiento se compromete a asegurar el desarrollo sostenible en aspectos tan variados, de competencia municipal, como: tráfico, consumo de energía, reciclaje, urbanismo, creación de empresas, seguridad ciudadana o lucha por la igualdad entre hombres y mujeres, entre otros.

Por otro lado, Integrarse en la Red de Entidades locales del Alto Aragón por la sostenibilidad, impulsada por la DPH, busca entre sus objetivos actuar como foro de coordinación de las entidades locales que la integran para dinamizar las Agendas 21 locales, desarrollar herramientas conjuntas en su gestión, potenciar el intercambio de experiencias, definir estrategias a medio y largo plazo y fomentar la participación de los sectores económicos y sociales.

La adhesión a la Red Española de Ciudades por el Clima implica el compromiso municipal de implantar políticas municipales de reducción de gases de efecto invernadero, incorporando actuaciones que no tengan significativas implicaciones económicas para los presupuestos municipales, pero que sirvan de referente para futuras acciones, que posibiliten un cambio en la tendencia de la emisión de gases efecto invernadero en los próximos años.

Asimismo, se retiró del orden del día de la Ordenanza Acústica municipal, elaborada desde la Concejalía de Medio Ambiente para dar cumplimiento a la Ley del Ruido del 17 de noviembre de 2003, ya que un problema informático hizo que no estuviera en el expediente. Ésta regulará ( tras su aprobación posterior en Pleno municipal) la contaminación acústica en la ciudad, contemplando ampliamente aspectos como: niveles máximos de ruidos en locales de ocio, entre vecinos, medios de transporte, vibraciones....

Comentarios