Elboj busca agilizar el convenio del polígono de las harineras

La Comisión de Urbanismo ha abordado de manera monográfica el convenio urbanístico a aplicar en el polígono de las harineras, para que, tanto Porta como Villamayor, así como el resto de negocios puedan salir del caso urbano. Junio de este año es el plazo que el grupo de gobierno ha marcado para rubricar el acuerdo que ni técnicos ni políticos ven sencillo, ya que los intereses son distintos por parte de industriales, promotores y constructores y el resto de propietarios.

Tras el accidente de la harinera del jueves de la semana pasada el grupo de gobierno socialista quiere agilizar el convenio del polígono, el que técnicamente lleva el nombre de APR 29-02. Un gabinete urbanístico contratado por el Ayuntamiento ha estado diseñando hasta ahora el convenio que podría dejar satisfechos a unos y otros, sin embargo el accidente de la harinera Porta plantea un escenario distinto.

Muchas preguntas se han hecho en la Comisión de Urbanismo sobre plazos para poder tener un convenio satisfactorio para todos y sobre el valor actual de lo que hace poco más de una semana era una harinera. Sin embargo se han dado pocas respuestas a los numerosos interrogantes que se ciernen sobre este polígono, porque ni siquiera el futuro de la harinera siniestrada está seguro. Incluso hay dudas sobre el camino legal a utilizar para salvar determinados obstáculos urbanísticos como conceder licencias de obra para arreglar la factoría, si es que finalmente se permite su reapertura.

En este sentido el Alcalde ha explicado a los miembros de la Comisión que se va a trabajar con el Gobierno de Aragón con el fin de encontrar una solución viable para la actividad de la harinera.

A día de hoy el Ayuntamiento no tiene una decisión tomada sobre el futuro de la harinera y si esta podrá retomar su actividad. Todo está a expensas de los informes que los técnicos puedan hacer sobre la seguridad de una factoría de este tipo en el centro de la ciudad. Si hay informes positivos se intentará convencer a los vecinos de que la harinera no representa un peligro, si no el grupo de gobierno impedirá la reapertura.

Mientras tanto, los vecinos continúan recogiendo firmas para que la harinera no vuelva a la actividad.

Comentarios