Cartas al Director: Intervención de Margot Wallström en la celebración de San Jorge 2005

Señor Presidente, señoras y señores,

Es un gran placer para mí estar aquí en tierras de Aragón.

Es una región muy hermosa, y les quiero felicitar, especialmente a ustedes, los aragoneses, por todo lo que han hecho para proteger y cuidar el medio ambiente.

Desgraciadamente, hablo poco español. Así que, con su permiso, seguiré en inglés.

En primer lugar, quiero felicitar al profesor Blecua por su gran labor en la conmemoración de Cervantes y me gustaría expresarles mi más sincero agradecimiento por el reconocimiento que han brindado a mi trabajo.

Durante mi época de Comisaria Europea de Medio Ambiente visité España en numerosas ocasiones. Algunas de mis visitas fueron preciosas, como la que realicé al Parque Nacional de Doñana para comprobar las medidas aplicadas para la protección del lince ibérico. Otras respondían a motivos algo más graves o tristes, como por ejemplo mi visita a causa de la tragedia del Prestige. No obstante, en cada una de ellas he ido enamorándome más y más de España.

Por eso, es hoy un honor y un placer ser galardonada con el Premio Internacional Aragón y recibir esta bella réplica de la escultura de Pablo Serrano, ese extraordinario y prolífico artista cuyas obras espero tener la oportunidad de admirar durante mi próxima visita en Zaragoza.

El trabajo que ustedes premian ahora es, desde luego, mi labor entre 1999 y 2004. Sin embargo, el cuidado del medio ambiente y el desarrollo sostenible es algo con lo que me siento fuertemente vinculada, y eso es lo que me ha permitido llevar a cabo mi tarea con especial placer y entusiasmo.

Creo que el amor y el respeto por el medio ambiente es algo que tengo en común con los aragoneses.

Biodiversidad

El gran científico Albert Einstein admiraba la naturaleza. En una ocasión afirmó emocionado: "Todavía no conocemos ni una milésima parte de lo que la naturaleza nos revela."

Y es verdad. Pero sabemos que necesitamos a la naturaleza por motivos éticos, emocionales, ecológicos y económicos - las cuatro "e" que describen nuestra dependencia de ella. La naturaleza nos brinda placer, inspiración, consuelo; la naturaleza nos ofrece bienes como son los alimentos y las medicinas, y servicios como el agua limpia o las condiciones climáticas favorables.

Durante los últimos cinco años hemos realizado un gran progreso en la creación de nuestra red de zonas de fauna y flora protegidas en Europa, proyecto que recibe el nombre de Natura 2000. No ha sido una tarea fácil, suscitó polémicas con cazadores, agricultores y otros colectivos que no comprendían en un principio la importancia de Natura, y había que convencerles de que el proyecto no excluye la caza, la agricultura, la ingeniería forestal ni el turismo, siempre que éstas se lleven a cabo desde la sostenibilidad.

Natura 2000 abarca ahora más del 17% del territorio de la UE y será una aportación clave para frenar la pérdida de biodiversidad en la UE prevista de aquí al 2010.

Ustedes, los aragoneses, saben lo importante que es vivir en armonía con la naturaleza. Ustedes mismos han propuesto y designado con diligencia diversas zonas Natura, áreas de su región que son importantes para la supervivencia de especies y hábitats muy vulnerables, como por ejemplo las raras especies de la Rana Bermeja de los Pirineos o el Tritón Pirenaico. Cuentan con uno de los parques nacionales más antiguos de Europa, el Parque Nacional de Ordesa, y son los promotores de una amplia gama de actividades de ?Turismo Verde?. Estoy seguro de que los visitantes pasan días inolvidables descubriendo la naturaleza inexplorada de Aragón.

Me gustaría agradecerles todo el trabajo realizado para la conservación de la rica biodiversidad española.

Agua

Todo empieza con el agua. El eterno ciclo del agua es fascinante. Beber el agua que una vez estuvo en la bañera de Cleopatra, que es transportada por canales cruzando desiertos, que circula a través del sistema de refrigeración de las centrales nucleares, agua de lluvia sobre las estepas españolas o río de lágrimas de los ojos de tantas madres de luto?

Desde el año 2000 disponemos de la Directiva Marco de Aguas. Esta ley supone la modernización radical de nuestra política de protección de aguas. Dicha ley pretende asegurar la buena calidad de todos los organismos del agua de la UE antes de 2015, así como el desarrollo sostenible del agua, basado en la gestión de las cuencas fluviales.

Para la Directiva Marco de Aguas desarrollamos una Estrategia Común de Implementación (Common Implementation Strategy) entre las partes interesadas. Juntos, elaboramos una serie de documentos?guía y probamos este nuevo enfoque en cuencas fluviales piloto. Ustedes estarán probablemente al corriente, puesto que una de estas cuencas piloto es la del río Júcar a su paso por el sur de Aragón.

Me gustaría también expresarles mi agradecimiento por este trabajo. Me alienta ver cómo Aragón y otras autoridades regionales trabajan conjuntamente con ENCORE ?Environmental Conference of the European Regions (Conferencia Medioambiental de las Regiones Europeas). Aragón es una de las cinco regiones principales del Seminario ENCORE 2005 sobre Gestión Integrada de las Cuencas Fluviales que se celebrará en octubre de 2005 y nos ayudará a dar un paso adelante en la implementación de la Directiva Marco de Aguas.

Cambio climático

Puesto que el Premio Internacional Aragón ha reconocido mi labor como Comisaria de Medio Ambiente, me gustaría mencionar otra cuestión medioambiental sobre la que he trabajado mucho: el cambio climático.

Rolf Edberg, uno de mis escritores favoritos, escribió en 1966 sobre la vida en la tierra: ?Este es el hogar de la humanidad?, ?en la zona fronteriza entre el calor mortal por debajo de nuestros pies y la frialdad del espacio por encima de nosotros."

Describe además la fragilidad de nuestra existencia en términos poéticos: ?La capa de la atmósfera es tan fina que no puede ser representada en los globos terráqueos con la más mínima pincelada. Como máximo, es sólo una fracción millonésima del radio de la Tierra. Esta fina capa es lo que marca la diferencia entre nuestro planeta y el paisaje estéril de la luna?.

Actualmente estamos poniendo en peligro el funcionamiento de esta frágil capa con la emisión a la atmósfera de enormes cantidades de gases de efecto invernadero, en especial de dióxido de carbono, procedentes de la quema de gases, carbón y gas, entre otros. Estos gases retienen el calor.

En este último siglo, la temperatura media global ha aumentado 0,6 ºC. A menos que hagamos algo, se prevé que la temperatura global sufra un incremento de 5,8 ºC de aquí a 2100. Ello provocaría que se derritieran los glaciares y aumentaría el nivel del mar con la consiguiente amenaza que esto supondría para la vida de las comunidades costeras. Provocaría además fuertes tormentas, inundaciones y sequías así como carencias de agua y de alimentos en muchas regiones del mundo. España, en particular, sería azotada por olas de calor y sufriría la ausencia de precipitaciones.

La UE ha estado al frente de los esfuerzos internacionales para luchar contra el cambio climático, y podemos decir que se han realizado importantes progresos en este aspecto en los últimos años.

El 16 de febrero del presente año, entró en vigor el Protocolo de Kioto, entre otros motivos gracias a las conversaciones que mantuvimos con Rusia, cuya ratificación era crucial. Aunque este Protocolo, por el que los países industrializados se comprometen a reducir sus emisiones, es tan sólo un primer paso, se trata de un primer paso verdaderamente importante. Es una llamada de atención al resto del mundo de que la gran mayoría de países industrializados están dispuestos a cambiar para salvar nuestro clima.

En el año 2000 participé en el lanzamiento del European Climate Change Programme (Programa Europeo sobre el Cambio Climático). Hasta la fecha, hemos identificado ? y por lo general puesto en práctica- 42 medidas rentables.

Una de dichas medidas es la Emissions Trading Scheme (Directiva del Comercio de Emisiones) de la UE que entró en vigor el 1 de enero de este año y que está avanzando mucho en este terreno. Gracias a esta directiva, la UE ha creado una nueva moneda basada en toneladas de CO2 y en un nuevo mercado, en cuanto a emisiones permitidas. Es la primera vez que la UE ha empleado un instrumento basado en el mercado, a tal escala, con un fin medioambiental.

Estoy orgullosa de los logros conseguidos, aunque soy consciente de todo lo que nos queda por hacer. Tenemos que reducir mucho más las emisiones de gases en el futuro si queremos frenar el cambio climático en la medida de lo posible.

Creo que la lucha contra el cambio climático es otro aspecto en el que también podemos contar con el apoyo del pueblo de Aragón. Después de todo, no en vano en Santa Quiteria ustedes tienen uno de los parques eólicos más grandes de España.

Una nueva responsabilidad en la Comisión

Ahora, tras cinco años de trabajo en la política medioambiental, ocupo un nuevo cargo como Vicepresidenta de la Comisión. Los asuntos constitucionales son unas de mis nuevas responsabilidades, y por ello me gustaría finalizar hoy comentando brevemente la propuesta de Constitución de la Unión Europea.

El pueblo español votó recientemente este importante documento, y en breve, se celebrarán referéndum similares en Francia y en otros países de la Unión Europea.

Mientras que la atención en este momento se centra tan a menudo en los sondeos de opinión, tenemos que recordar que cinco países europeos han ratificado ya la Constitución. Hay que respetar esas opiniones.

Me alegro de que el resultado electoral en España fuera positivo, y espero que se den los mismos resultados en los demás países. No porque la Constitución sea perfecta, que no lo es, sino porque será el inicio de una Europea más sencilla, más eficaz y más democrática.

La Constitución ofrece una oportunidad inigualable para los defensores del medio ambiente. Ahora ellos, como cualquier otro ciudadano de la Unión Europea, tendrán el derecho constitucional de solicitar a la Comisión Europea la presentación de propuestas de nueva legislación. Me sorprendería que las ONG desaprovecharan esta oportunidad.

Señoras y señores,

El objetivo de desarrollo sostenible se explica detalladamente en la Constitución. El desarrollo sostenible en toda Europa únicamente puede lograrse gracias a la cooperación de toda Europa. Sin embargo, la protección del medio ambiente en el ámbito local es responsabilidad de cada ciudadano en su zona ? y de sus autoridades regionales y locales.

Aragón es un buen ejemplo de cómo hacer que las políticas de la Unión Europea funcionen gracias a la acción regional y local, efectiva y con el apoyo y compromiso de los ciudadanos.

Es lo que llamo ?Europa en acción ? el lugar donde vivimos?.

Para concluir, quiero comentar únicamente lo que pretendo hacer con el dinero del Premio Internacional Aragón. El premio de 30.000 euros es muy generoso. Como Comisaria Europea, ni puedo ni me gustaría aceptar regalos en metálico para uso personal. Pero me complace su generosidad y quiero donar el importe del premio a uno o dos proyectos vinculados a la protección del medio ambiente y a la ayuda a la infancia, y de los que les mantendré por supuesto informados.

Estoy realmente emocionada por esta ceremonia de hoy en Zaragoza, la capital de Aragón, una región cuya población se muestra, con razón, tan orgullosa de su rico patrimonio natural.

Muchas gracias a todos.

Comentarios