Cartas al director: Con respecto a las mayorías absolutas y a las minorías discrepantes

Nada más asomar la cabeza al panorama municipal nos damos de bruces con temas, temas y temas. Si nos ceñimos a los que al ayuntamiento conciernen puede verse un hilo conductor claro. Pondré ejemplos, la gestión del agua de boca, los temas urbanísticos en contacto con Gobierno de Aragón, las pequeñas-grandes obras públicas municipales,?

Estamos inmersos en un proceso de personificación política singular, nos encontramos con una dinámica unipersonal de calado electoralista. Que al gusto de los grandes partidos de España se adelanta 4 años a cada elección, desde el mismo momento que ganan unas elecciones piensan en como perpetuarse. Es la política de declaraciones diarias y fotos oficiales, puede rayar la saturación si eso no tiene hechos y cifras que realmente nos hagan pensar en que en nuestra ciudad se es feliz, se mejoran las demandas que todos tenemos. ¿No resulta saturante ver siempre a los mismos en la foto?

Lógicamente queremos que nuestro alcalde y su ?familia? política nos digan que si no tenemos agua la tendremos pronto; que tendremos calles sin nieve cuando ha caído la mayor nevada en 25 años, o que todos los que necesitemos viviendas protegidas las tendremos. Tantas cosas que inflan un programa electoral el año de elecciones.

Pero la actividad política es constante y constructiva, en un ayuntamiento al menos debería serlo, ya que no son políticos sino conciudadanos los que lo rigen. En esta realidad no veo motivo para auto- alabarse y reconfortarse con las obras y servicios partidistas, a demás de sus posteriores pregones públicos. Y encima con los esfuerzos y dinero de todos para lograrlo.

Querría mencionar temas tan hablados y vistos como la forma en que el Ayuntamiento hace o promueve las VPO en la ?Puerta del Pirineo? para no urbanizar luego sus plazas interiores. Como dejamos escurrir aguas por viejas conducciones desde el origen que no deja en estos días de secarse por su esquilmamiento. Deja recalificar cabañeras públicas para seguir con la mejor forma de hacer política macroeconómica, la construcción, y poco socialista (como llevan en apellido de su partido), siguiendo el legado de los tiempos oscuros de Aznar.

Estos cotidianos temas municipales y muchos más son la gestión ordinaria de un Equipo de gobierno municipal. Pero aun que dejemos el polvo debajo de la alfombra nos veremos en la prensa pronto a unos ediles en una foto con su nuevo colector, o con su majestuoso Palacio de los usos que le puedan dar (por cierto primero lo hago luego ya se verá que hacemos con él) y muchas otras cosas. Veremos y oiremos en todo lugar de esta ciudad humilde con unas pretensiones grandes pero con unas obras desmesuradas y ?sobreinauguradas?.

Mayorías absolutas, desdichado invento. Cría cuervos y te sacaran los ojos.

Comentarios