La imprevisión del Ayuntamiento obliga a tomar agua de Valdabra, dicen los expertos

José Antonio Cuchí, Profesor de Hidrología de la Escuela Superior Politécnica de Huesca, dice que el pantano de Montearagón es la garantía real del abastecimiento de la ciudad, siendo la toma de agua de Valdabra una solución urgente, cara y que estará acabada cuando no se necesite.

Hay que ser más previsores, dice el profesor Cuchí, y el Ayuntamiento se ha descuidado en el asunto de su abastecimiento. Ahora llegan las prisas, siempre malas consejeras, dice el hidrólogo, además de caras. Ese mismo dinero, añade, invertido en las verdaderas necesidades del abastecimiento hubieran sido mucho más rentables.

Respecto a la situación del pantano de Vadiello, el profesor apunta que con dos o tres tormentas se recuperaría el nivel del agua, pero estas no llegan.

Por otra parte, y en los que se refiere a la extinción de un acuífero de la carretera de Sariñena, los expertos argumentan que este se ha visto afectado no solo por el colector, como dicen los hasta ahora beneficiarios de dicho acuífero, sino también por la urbanización de las cuencas que aportaban agua al mismo, como son los Olivos o la Avenida Juan XXIII y la sequía que afecta a todo Aragón, sequía a la quie no es ajena el acuífero.

Lo peor de todo es que los expertos dicen que no hay una solución a corto plazo del problema.

Por otra parte Cuchí habla de sequía en 2005, pero nada comparable a la de 1949, cuando España se quedó sin cosecha, después de que en los años precedentes hubiera escaseado el agua. Hoy en día esa situación no se produciría ya que los sistemas productivos y los pantanos son más numerosos.

Comentarios