Peña Guara conmemora el 50 aniversario del primer descenso deportivo de un barranco

20021115nieve.jpg

El 29 de agosto de 1954 un grupo de montañeros de Peña Guara en el que estaban Enrique Pera, Antonio López, Manuel Estaún y Ángel Lorés descendían la Canal del Palomo en Vadiello, una actividad que supuso el primer descenso deportivo de un barranco en España, según se ha podido confirmar recientemente. Para conmemorar este hecho se ha decidido realizar una exposición didáctica con material utilizado en aquellos años y los recortes de prensa y documentación recogidos y aportados por los propios montañeros.

Enrique Pera, Antonio López, Manuel Estaún y Ángel Lorés han recordado viejos tiempos en los que se convirtieron en los pioneros del descenso de barrancos en España. Sus escapadas los domingos a Vadiello sirvieron para conocer paso a paso lo que ellos conocían como su ?paraíso?.

?Era nuestro paraíso. Lo teníamos próximo y había muchas posibilidades. Un día pescabas, otro andabas y poco a poco fuimos conociendo toda la zona?, apunta Enrique Pera. Los cuatro recuerdan con cariño a otros compañeros como Emilio Cabrero ?El Chapas?, Marcelo Plaza ?El Serpa?, Luis Palacio o Julio Nogués que también vivieron muchas aventuras y los dos primeros estuvieron además en el primer descenso del barranco, que fue idea de Emilio Cabrero, recordaban los protagonistas.

Un buen día surgió la idea de realizar el barranco conocido como la Canal del Palomo. Lo descendieron sin saber muy bien como lo iban hacer y lo que se encontrarían por el camino. Unas cuerdas fueron su único material utilizado en ese descenso.

Manuel Estaún ?Lole? también recuerda que ?el barranco fue una aventura más de las muchas que vivimos en aquella época?. Eran tiempos en los que solo llegar a Vadiello ya era una aventura. ?Cogíamos la bicicleta de un piñón solo y ya llegabas agotao y con una mochila y una manta de miliciano a escalar? comentaba también Antonio López.

Otra de las ideas que tuvieron fue la colocación de las famosas clavijas de Vadiello que todavía existen y donde muchos escaladores se han iniciado en este deporte. A golpe de martillazo (1.200 para cada agujero) se colocaron las 260 clavijas con los materiales que pudieron conseguir. En total hay 15 metros perforados que hoy todavía existen y donde muchos escaladores se preparan.

Vadiello se ha convertido con el paso de los años en cuna de los deportistas y un centro de reunión obligado de los amantes del montañismo y estos cuatro montañeros han dejado una huella difícil de olvidar y que Peña Guara quiere recordar con esta exposición y el recuerdo del 50 aniversario del primer descenso del barranco del Canal del Palomo.

Comentarios