Iglesias avala el nuevo modelo de Estado instaurado por el Gobierno socialista pese a defender la vigencia de los conflictos

El presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, que ha participado en un acto organizado por Ferraz como balance de la política autonómica del PSOE en el primer año al frente del Gobierno, ha defendido el ?nuevo modelo? propuesto, las reformas; tanto la constitucional como la de estatutos autonómicos. Iglesias ha asegurado mantener, como expresión del buen funcionamiento del modelo, la vigencia de todos los pulsos que Aragón tiene abiertos con el Estado y otras Comunidades vecinas.

Madrid.- El presidente del Gobierno aragonés ha comparecido, junto al secretario de Relaciones Institucionales y Política Autonómica del PSOE, Alfonso Perales, para realizar un balance del primer año de Gobierno socialista en materia de política autonómica. Iglesias ha defendido el cambio dado tras el relevo del Gobierno popular. ?El nuevo modelo ?ha dicho- resuelve un conflicto antiguo?, como es la confrontación entre las administraciones central y autonómica. Para ello, como ha manifestado, se ha dejado de percibir a las Autonomías como ?un mal con el que había que convivir?.

Iglesias se ha mostrado convencido de la buena dirección del camino emprendido para la revisión de los diferentes estatutos de autonomía y la reforma de la Constitución. Y ha resaltado alguno de los ?logros? ya cosechados por la política autonómica del primeri Gobierno Zapatero: la Conferencia de Presidentes, la recuperación del debate sobre el estado de las Autonomías, su presencia en el debate comunitario o la ?nueva forma de entender? las relaciones centro-periferia en asuntos como la financiación o las propias pretensiones estatutarias.

VIEJOS LITIGIOS PARA UN MODELO NUEVO Pese a denunciar los excesos del PP en el debate autonómico, Iglesias se ha jactado de mantener conflictos con otras administraciones como expresión del buen funcionamiento del modelo autonómico. El presidente ha inscrito los conflictos que la Comunidad mantiene con Cataluña o la Administración del Estado en un clima de normalidad institucional.

En cambio, fuentes cercanas al presidente han reconocido las ?dificultades? que se han presentado en las negociaciones con el Ministerio de Economía para la resolución de uno de los principales litigios: el pago de la denominada ?deuda histórica? (compensación por la pérdida de capacidad financiera de la Comunidad como consecuencia de cambios legislativos practicados por el Estado). Cláusula recogida en el Estatuto aragonés y que ninguno de los Ejecutivos ha llegado a asumir.

Según han señalado estas fuentes, los contactos privados con Economía ?en los que habrían participado el propio ministro, Pedro Solbes, y el consejero Bandrés- son ?frecuentes? pero, a la vista de los resultados, ?infructíferos?. El Gobierno se niega a reconocer la deuda y la amenaza de llevar el caso a los tribunales es escenificada cada vez que el tema salta a la luz pública.

En esta línea, el presidente del Gobierno aragonés no ha desaprovechado la ocasión de lamentar el ?poco éxito? de estas negociaciones. Iglesias ha lamentado que el caso deberá resolverse en los tribunales. Desde la DGA se asegura que el plazo dado al Ministerio no debería alargarse más allá de septiembre.

OPTIMISMO A CORTO PLAZO

Además, Iglesias ha recordado los litigios que Aragón mantiene con Cataluña: a raíz del patrimonio de la diócesis de Barbastro o la constitución del Patronato del Archivo de la Corona de Aragón. A este respecto, Iglesias ha asegurado sentirse ?optimista? y confiar en que ?a corto plazo? se vislumbre una solución para con el Archivo. Como señaló la ministra de Cultura a Aragón Press, el Patronato pasará por el Consejo de Ministros antes de este verano y, en el plazo de un año, se hará coincidir su constitución con la construcción de la propia sede, en Barcelona.

CONFLICTOS VIVOS

El presidente Iglesias ha resaltado?el descenso de la conflictividad? que, a su juicio, ha logrado el Gobierno socialista. Y ello, pese a lo que el presidente ha tachado de estrategia electoral del PP. Según Iglesias, el PP ha promovido en este primer año de Gobierno socialista la tensión y la ?búsqueda de dificultades?.

Sin embargo como ha reconocido sorprendentemente el secretario de política autonómica del PSOE, Alfredo Perales, las discrepancias en torno a este asunto rebasan las fronteras partidistas. Perales ha calificado como ?normales? las discrepancias que el PSC y Ferraz mantienen respecto a la reforma del Estatut (financiación o diferencias en torno a la Agencia Tributaria del Estado). Iglesias ha recordado que la propia capacidad legislativa del Gobierno central provocará ?permanentemente momentos de tensión?: ?positivos para el propio sistema?, como ha añadido.

Perales ha asegurado que el Gobierno actuará como garante del principio de solidaridad interterritorial. Y ha descartado cualquier pretensión autodeterminista, al asegurar que ?está fuera de todo derecho?.

Comentarios