La Escuela de Animación Sociocultural Aragón espera mantener la línea ascendente de los últimos años

La escuela de animación sociocultural Aragón, gestionada a través de la Asociación Cultural Tritón, llevó a cabo un total de veinte cursos en 2004, en su mayoría de monitor y director de tiempo libre, además de cursos monográficos de técnica de biblioteca y formación de profesorado y tutorías de alumnos. En ellos, han participado un total de 210 alumnos, de ellos, 106 de la provincia de Huesca. Así, el balance de la actividad del pasado año en la Escuela es muy positivo, como apunta su directora, Begoña Mur.

La principal actividad de la Escuela es la formación de monitores en tiempo libre, que en la provincia de Huesca se han impartido en Huesca, Binéfar, Graus, Barbastro y Monzón. Además en la capital mediocinqueña se ha realizado una actividad de Cuentacuentos y está previsto otro de Microespuma o goma celular y primeros auxilios.

La Escuela nació en 1985 con los objetivos de potenciar la formación de adultos de asociaciones y entidades vinculadas a la juventud, la animación sociocultural y el tiempo libre; formar para la obtención de titulación oficial de educadores que actúan en ámbitos de intervención social y educativa; capacitar y formar de manera continua animadores y agentes educativos; Ofertar una formación permanente y actualizada a los propios profesores de la Escuela y personas vinculadas en sus programas formativos; Promocionar e intercambiar investigaciones y proyectos en los diferentes aspectos de la problemática educativa infantil, juvenil y social; y fomentar el asociacionismo y la difusión de actividades de tiempo libre y entidades de la animación sociocultural.

La Escuela cuenta desde el año 2000 con dos sedes, en Zaragoza y Monzón, ya que es a partir de entonces cuando la Asociación Cultural Tritón se encarga de gestionar la Escuela, desde un principio con la intención de organizar y gestionar actividades relacionadas con el ocio, la cultura y la educación, y con un marcado objetivo; llegar a la zona rural

Como indica la directora de la Escuela, desde la misma se atienden demandas y necesidades formativas de entidades e instituciones y colectivos. Añade que ha crecido la demanda de cursos de monitor de tiempo libre al ser un título requerido para trabajar, por ejemplo, en comedores escolares.

Comentarios