Cartas al director: Conflicto

COMITÉ LOCAL DE HUESCA DEL PARTIDO ARAGONES (PAR)

El Comité Local de Huesca del Partido Aragonés (PAR) ante el conflicto generado por el ataque del grupo de gobierno del Ayuntamiento contra la Federación de Asociaciones de Vecinos, con relación al problema de las ?zonas de marcha? y al funcionamiento de esa entidad, ha acordado hacer públicas las siguientes consideraciones:

Este Comité del PAR considera que la trascendencia y significación de los hechos producidos no pueden quedar reducidas a un simple incidente y ya olvidado desencuentro, por cuanto es evidente la irresponsabilidad institucional y política del concejal que los ha provocado, al expresar sus falsas acusaciones ante testigos y reiterarlas días después -sin disculpa ni enmienda alguna- a través de los medios de comunicación, tratando con toda intención de atacar al movimiento vecinal oscense, menospreciando a sus responsables como si fueran títeres de una sola persona, hasta causar una situación muy perjudicial para el clima de participación y colaboración que el Ayuntamiento y Huesca necesitan.

Dichas falsedades, desmentidas fehacientemente por la Federación de Asociaciones de Vecinos, ponen en evidencia una actitud, comportamientos y criterios impropios de un concejal de Huesca que, por ello, debería plantearse seriamente si es adecuada su continuidad en el cargo, ya que no se trata de un error excusable y lamentable , sino de la persistencia en manifestar unas asentadas convicciones, incompatibles con una sociedad plenamente democrática, que incluye la libre expresión de aportaciones, reivindicaciones y críticas.

Este Comité denuncia que todo ello forma parte de una maniobra premeditada del grupo de gobierno municipal y por ende del Alcalde, dirigida a desviar la atención sobre su incapacidad ante el grave problema social que supone la imposibilidad de ejercer el derecho al descanso y una mínima calidad de vida por parte de los vecinos de varios barrios. En este sentido, la insistencia en los pretendidos argumentos -corregidos y aumentados- del concejal, que por escrito difundió a continuación y en insultantes términos el órgano local de su partido, hace patente esa conclusión. Más aún, cuando el referido comunicado constituye una repetición punto por punto de las tesis del concejal -no una defensa de su persona-, y especialmente porque el máximo dirigente del citado órgano partidario es el actual Alcalde, que ha eludido todo este asunto únicamente para salvaguardar su imagen una vez más, pero ha avalado por sus responsabilidades, la polémica y la mencionada incapacidad.

Por ello, el Comité del PAR insta a Fernando Elboj a implicarse decididamente tanto en la imprescindible solución dialogada al enfrentamiento causado por su todavía concejal como en particular, en afrontar las penosas circunstancias que padecen tantos oscenses noche tras noche en sus personas y bienes, y responder con hechos a la comprensible exigencia ciudadana de concitar el derecho a la diversión y al descanso. El Alcalde tiene que saber que una mayoría absoluta no justifica su permanente rechazo a toda crítica, ni ampara esa tendencia a señalar como enemigos a quienes no están de acuerdo con su gestión o con la falta de ésta, al tiempo que deja pendientes los conflictos.

En esta línea, resulta muy preocupante la ausencia total de respeto y la incomprensión que, en las ocasiones que no le es favorable, muestra el grupo de gobierno municipal hacia la participación ciudadana y su negativa a asumir la función social de ésta. En estos días, su carencia absoluta del talante necesario ha superado los límites aceptables, y resta credibilidad a los anuncios de reforma del actual Reglamento en esta materia, ya que cualquier norma tropezaría siempre con la voluntad de ese gobierno por controlar la participación. El Alcalde, como máximo responsable debería empezar a tomar las decisiones de reorientación a las que le obliga tanto su cargo como el respeto a todos los ciudadanos.

El PAR de Huesca valora que esta cuestión de las ?zonas de marcha? procede de tiempo atrás pero la presente sensibilidad social es posiblemente una oportunidad única para resolverla con determinación y cooperación, a la que este partido está dispuesto siempre, sin que quepa extenderse en otras desviaciones interesadas del tema, ya sobradamente aclaradas por la Federación de Asociaciones de Vecinos, de acuerdo con su democrático funcionamiento interno. La labor de esta entidad en representación de esos colectivos de barrio y de los ciudadanos, así como en otras acciones -cabe recordar la sucesiva constitución de cooperativas de viviendas-, merece apoyo y reconocimiento, en lugar de descalificaciones públicas, que indudablemente, requieren una rectificación inmediata.

COMITÉ LOCAL DE HUESCA DEL PARTIDO ARAGONES (PAR)

Comentarios