4 millones de euros para ubicar Inmigración y Estadística en el antiguo Banco de España

2005042929 banco de españa.JPG

El antiguo edificio del Banco de España volverá a abrir sus puertas dentro de aproximadamente un año y medio, después de sufrir una remodelación cuyo coste ascenderá a 4 millones de euros. En principio, la subdelegación planea reubicar en este edificio en Instituto Nacional de Estadística y las unidades de extranjería.

La Sociedad Estatal SEGIPSA tiene a partir de ahora un plazo de seis meses para redactar el proyecto de remodelación del Banco de España. La duración de las obras está prevista en un año.

El Banco de España, que se construyó en Huesca en 1987, se cerró a finales de 2003, con la incorporación del Banco de España al sistema europeo de bancos centrales, que está formado por 12 países de la Zona euro entre los que se encuentra España.

El edificio va a ser objeto de una remodelación completa, respetando el contenedor actual para adecuarlo a las nuevas necesidades. Lo más probable es que se trasladen allí el Instituto Nacional de Estadística, que cuenta con unos 50 trabajadores, y las unidades de extranjería, con otros 70 trabajadores aproximadamente.

El edificio del Banco de España está situado en el número 2 de la avenida Juan XXIII. Se trata de un edificio exento sobre un solar de 3.338 metros cuadrados, que se localiza en la periferia de una zona eminentemente residencia exterior al casco antiguo, y borde de una zona de expansión de la ciudad. Se sitúa en una amplia parcela ajardinada libre de cualquier otra edificación.

El edificio data del año 1987 y se construye con estructura y cerramientos de hormigón armado. El planeamiento urbanístico lo incluye dentro del suelo urbano, de uso dotacional y equipamiento administrativo. De planta cuadrada, se compone en un volumen único y compacto cubierto con faldones simétricos, a cuatro aguas, organizado en planta semisótano, baja, primera y segunda, parte de ésta ya bajo cubierta, y un último cuerpo bajo el vértice de la misma, destinado a instalaciones. Las fachadas se forman con elementos prefabricados de hormigón, donde predomina el macizo sobre el hueco, éste de diversas formas y proporciones, según la pieza a la que sirve.

El edificio se configura por tanto, como un cuerpo exento que se desarrolla en su interior alrededor de un espacio central, el patio de operaciones, libre hasta el cuerpo de instalaciones bajo cubierta. En su estado actual, la planta semisótano acoge las cámaras acorazadas, e instalaciones generales del inmueble, cada zona con núcleos de acceso independiente desde la planta superior, sin continuidad, excepto uno de ellos que recorre el edificio verticalmente, hasta el cuerpo de instalaciones superior; en la planta baja se disponían las oficinas y atención al público, ordenada alrededor del patio de operaciones. El resto del inmueble se destinaba a instalaciones y archivo. El estado de conservación es bueno.

Esta rehabilitación afectará básicamente a los espacios interiores del inmueble, actualizando el edificio en cuanto a su funcionamiento interior, de forma que aumente la capacidad de las plantas, racionalizando así su uso y aprovechamiento a la vez que se adapta a las normativas vigentes.

Comentarios