El empleo en Aragón creció un 5,6% en el primer trimestre

2003122726 agricultura.jpg

Según los resultados de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicados por el Instituto Nacional de Estadística, en el primer trimestre de 2005 había en Aragón 559.800 personas ocupadas, 14.200 más que el trimestre precedente y 29.900 más que un año antes. Es la cuarta comunidad donde más crece el número de ocupados en el último año y la tercera en el último trimestre. Ello supone un crecimiento interanual del empleo del 5,6%, cinco décimas más que el registrado en el conjunto de España.

Por sectores de actividad, la ocupación ha crecido un 28,6% en agricultura, un 9,9% en industria, un 4,3% en la construcción y un 2,1% en los servicios. Resulta especialmente destacable por su peso en la estructura económica regional el crecimiento del empleo industrial, que tras los ajustes sufridos entre 2001 y 2003 presenta un perfil de clara aceleración desde el segundo trimestre de 2004. Asimismo, merece resaltar el cambio de tendencia del empleo en los servicios, que venía desacelerando a lo largo del año 2004 y en el primer trimestre de 2005 parece recuperar tono.

La población activa en Aragón ascendía a 596.400 personas en el primer trimestre, 18.900 más que el trimestre anterior y 28.400 más que un año antes, lo que representa un crecimiento del 5,0% en términos interanuales. Con ello la tasa de actividad quedó situada en el 72,8% de la población en edad de trabajar, 2,5 puntos por encima de la media nacional.

Como consecuencia de estos crecimientos, en el primer trimestre del año 36.600 personas se hallan en situación de desempleo, 4.700 más que el trimestre precedente pero 1.500 menos que en el mismo periodo del año anterior. Así, la tasa de paro se sitúa en el 6,1% de la población activa, 4,1 puntos porcentuales por debajo de la media de España. Además, Aragón presenta la menor tasa de paro de todas las Comunidades Autónomas, seguida de Navarra (6,3%), La Rioja (7,3%) y Cataluña (7,9%).

Atendiendo al género, la actividad y el empleo han crecido notablemente en ambos sexos, si bien de forma más intensa entre las mujeres, como viene siendo habitual desde el año 2003. Así, la población activa masculina crecía en el primer trimestre un 3,8% frente al 6,8% de la femenina, situándose las tasas de actividad en el 84,4% y 60,7% de la población en edad de trabajar para hombres y mujeres, respectivamente. Por su parte, el empleo aumentaba un 4,0% entre los hombres y un 8,3% entre las mujeres.

El número de parados en el primer trimestre ascendía a 16.100 hombres y 20.500 mujeres, lo que comparado con el mismo periodo del año anterior arroja una variación nula en el caso de los hombres y una disminución de 1.500 mujeres. Con ello las tasas de paro se sitúan en el 4,5% y 8,5% de la población activa, respectivamente. Hay que señalar que en el caso de los hombres Aragón es la segunda Comunidad Autónoma con menor paro, por detrás de La Rioja (3,9%) mientras que en el caso de las mujeres Aragón presenta la tasa de paro más baja de la nación, seguida de Navarra (8,6%) y Madrid (9,3%).

Por provincias, la tasa de paro en Teruel se situó en el 4,7% de la población activa, la cifra más baja de todas las provincias españolas, mientras en Zaragoza era del 6,0% (cuarta provincia con menor paro) y en Huesca ascendía al 7,9% situándose en el duodécimo lugar.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha revisado las series 1996-2004 de la Encuesta de Población Activa (EPA) para adecuar sus resultados al incremento de población residente en España. Este aumento, que ha estado marcado principalmente por el incremento de la población extranjera, produce una expansión importante en el total de la población, y las correspondientes categorías de ocupación, paro e inactividad, con variaciones en las tasas.

Comentarios