Carta al director: El Ayuntamiento de Huesca y la Democracia Participativa.

Alberto Romeo Inglán.Politólogo

Conocemos la forma de hacer en la política municipal en Huesca. Existe un grupo de gobierno, que está conformado por una mayoría absoluta socialista, con un mayor número de ediles que el resto de partidos del Ayuntamiento en Huesca. Y al margen de que Huesca no solo es ciudad, sino también unos cuantos municipios pedáneos adscritos al mismo término municipal; sin voz directa en los plenos ?municipales?. Creo que hay un déficit de participación en esas decisiones tan ?personales?.

El grupo de gobierno municipal es por tanto monocolor (rojo pálido) y con una mayoría de rodillo, que le da poder ?absoluto? sobre todos y todo lo municipal. Al frente de el grupo nuestro alcalde consigue sin duda personalizar y captar la atención de luces y taquígrafos de manera asombrosa, a mi me asombra. Lo vemos cotidianamente en televisiones locales y regionales, en la prensa y lo oímos en la radio a cualquier hora. Sus declaraciones y sus inauguraciones captan la atención del ciudadano oscense con gran curiosidad, contagiando a los ediles de su partido. Los cuales podríamos ver como se posicionan también, ya que el PSOE no solo es talante y liderazgo, recordemos todas aquellas cosas que le hacen y sobre todo le hicieron débil como macro-partido estatal, poco local y algo autonomista, pero muy poco aragonesista, a grandes rasgos.

Me parece increíble que el día 25 de abril nuestro alcalde reciba personalmente las reformas de la ermita de Salas, junto con su camarilla. Una iglesia de titularidad eclesial y que solo puede ser financiada por diferentes vías, la iglesia no creo que pueda permitírselo a día de hoy, como serán las instituciones a diferentes niveles, la foto se debería hacer con el obispo y con quien haya puesto realmente el dinero (es decir el contribuyente, no solo el alcalde). Me asombra la poca laicidad de nuestro ayuntamiento, pensaba que España tenía una Constitución aconfesional. Todos vamos a la iglesia cuando queremos o debemos ir, pero no mezclaremos churras con merinas, por favor.

Al hilo de lo dicho Don Fernando vincula, de alguna extraña forma jurídica, la reforma de la fachada de la Parroquial de Santo Domingo y San Martín (patrimonio de todos), a su famoso ?Macroproyecto? de Tenerías, campus de la universidad, corredor verde del Isuela, etc, etc.

Si por casualidad me leyera señor Alcalde, unas preguntas:¿no debería la Iglesia y los responsables de patrimonio hacer sus valoraciones al respecto?, ¿no debería decidir la Universidad y toda su comunidad, estudiantes sobre todo, sobre como quieren su campus?,

¿no deberían consultar directa y participativamente con las Asociaciones de Vecinos de la zona, sin crispación ni obstinamiento, sobre como quieren ver sus paseos y parques?,

¿no debería consultar a los Funcionarios Locales su futuro en la zona, como el Parque de bomberos, los barrenderos, servicios de la Plaza de Toros, Patronato de Deporte, parques y jardines, etc.?

No espero respuesta a estas preguntas solo querría saber si desde el grupo de gobierno se escuchan entre sí, si les escuchan en Zaragoza (y en Madrid), y muy importante si escuchan a Huesca. Una ciudad viva ya por sí sola. A la gente de la calle, a los partidos de su oposición, a todos los que estamos obligados a estar representados por ustedes hasta 2007, y nos tenemos que creer todo lo que hagan por que lo que decidan lo van a aprobar sí o sí.

Necesariamente hay que aceptar las críticas y superarlas en aras de mejorarse como sociedad, entre todos y por todos, en cualquier foro. La participación electoral es un factor fundamental en la realidad democrática, pero es en la democracia participativa donde la democracia juega su verdadero papel como lo que es ?Democracia?: el gobierno del Pueblo. Fomentando foros de debate que se retroalimenten, que sean bidireccionales con el Ayuntamiento en todos los sectores sociales y políticos. Ya que el gobierno ejercido por unos pocos se llama oligarquía, si es de uno solo... Ya saben.

Esperemos que hasta el fin de la legislatura (primavera del 2007) nuestro ayuntamiento, sus pedanías, sus organismos crezcan en Democracia participativa, que crezcan en Participación ciudadana.

Comentarios