El PP denuncia que la DGA continúa sin facilitar a varios niños de la zona un servicio gratuito de transporte escolar

El PP ha denunciado que a pesar de muchos meses de protestas y de espera, el transporte escolar sigue sin ocuparse de tres niños del entorno de Sariñena que pertenecen al colegio público de La Laguna. El Ayuntamiento del municipio denunció esta situación a principios de año, pero el Gobierno de Aragón continúa ?desentendiéndose? del problema y con la callada por respuesta.

En los próximos días, la diputada popular Ana Grande presentará una iniciativa en las Cortes de Aragón para pedir a la consejería de Educación que garantice el transporte escolar gratuito en el medio rural. ?Sin duda, este caso es un claro ejemplo de la falta de voluntad política y del escaso apoyo hacia el ámbito rural?, lamenta la parlamentaria popular, quien además se muestra muy preocupada porque esta deficiencia se trata ya de un problema generalizado en la Comunidad aragonesa.

Los alumnos que viven a más de 2 kilómetros del casco urbano ?como es el caso de estos tres niños- tienen derecho a transporte escolar gratuito. Sin embargo, esta normativa no se cumple en Sariñena, lo que ha provocado que sean los propios padres y vecinos los encargados de trasladar a los estudiantes.

La concejala popular Montserrat Guijarro critica la clara ?pasividad? del Gobierno de Aragón. ?Hemos hecho lo posible para resolver el problema; así, nos hemos reunido en numerosas ocasiones con el director provincial, Mariano Buera, pero sorprendentemente seguimos igual?, lamenta Guijarro. ?A pesar de la insistencia ?añade-, la consejería de Educación continúa sin prestarnos la atención que demandamos?.

La concejala popular no entiende por qué no se ha puesto ya una solución encima de la mesa, ?pues el expediente había sido informado favorablemente y cursado en la DGA?, según confirmó Buera. Asimismo, Guijarro apunta que el Gobierno de Aragón aportó dos soluciones que se han quedado aparcadas. En primer lugar, solicitar una beca de transporte ?para esto sí que hay presupuesto, critica Guijarro-, lo que se hizo ya hace dos meses; y, en segundo lugar, contratar un taxi privado, una medida que no se ha podido llevar a cabo ante el rechazo de estos profesionales puesto que implica una serie de responsabilidades que nadie quiere asumir.

Comentarios