El GMAM espera superar los 7000 metros del Makalu con el Campamento III

2005050303 grupo malaku.JPG

La expedición al Makalu del Grupo Militar de Alta Montaña y el programa de TVE ."Al Filo de lo Imposible sigue su progreso en el Makalu. Una vez montado y consolidado el Campamento II a 6990 metros de altitud, se encuentra trabajando en el espolón de roca y nieve que les llevará al Campamento III a una altura de 7350 metros, vital para las aspiraciones de alcanzar la cima, fijando mas "cuerda fija" de la que en principio tenían pensado ya que la que pensaban encontrar de expediciones pasadas o no la encuentran o está en muy mal estado, lo que no hace muy aconsejable su utilización. Han tenido que pedir mas cuerda, la cual está en camino y está previsto que llegue este miércoles.

El tiempo aunque no se puede considerar "bueno", hay viento y precipitaciones leves, les está dejando trabajar casi todos los días y se espera un empeoramiento general para el día 7, lo que seguramente les obligara a bajar al Campamento Base durante unos días. Como siempre, el GMAM ha enviado a nuestra redacción un diario de su marcha, y esta es la última crónica recibida:

?NEPAL, SIGLO XXI

Nepal, único reinado hinduista del mundo, un pequeño país que cabalga entre la India y la China, un cobijo hasta no hace mucho tiempo de hippies y ensoñadores, un territorio conocido como ?La Tierra de la Paz? debido a que aquí nació un apóstol de la paz el Buda Guatama, vive, desde el año 1996 un soterrado conflicto que ensangrienta este exótico y encantador lugar. El enfrentamiento entre la monarquía y la guerrilla maoísta, que pretende reemplazarla por un sistema comunista, ha derivado en una auténtica pero irreconocida, por eso que denominamos la comunidad internacional, guerra civil, que según las fuentes ha ocasionado más de 11.000 muertos, constituyéndose así en una de esas guerras olvidadas que salpican nuestro planeta y que sólo aparecen en los medios cuando la intensidad del conflicto conoce un auge morboso.

Así , cuando a principios de junio de 2001 volvíamos exitosos del Cho Oyu, asistíamos atónitos a los acontecimientos que se vivían en la capital; un magnicidio sin duda esperpéntico y todavía confuso: nueve miembros de la familia real, incluido el mismo rey Birendra, eran asesinados en palacio por el hijo y heredero al trono, el príncipe Dipendra; posteriormente, según la versión oficial, Dipendra se suicidaría y durante los tres días que estuvo en coma sería el rey de Nepal. Tras su muerte, su hermano pequeño, Gyanendra, se haría con el trono. De esta manera terminaría uno de los cortos periodos de democracia que había vivido el país, y que había comenzado en 1990, cuando una insurrección popular conseguía suavizar un régimen en el que la monarquía era considerada de origen divino y en el que se suponía que el mismo rey era la reencarnación de Vishnú, uno de los principales dioses del hinduismo.

La miseria que salpica el país, la convulsa situación política, el estado incierto que atraviesa Nepal en los últimos años en definitiva, han sido el caldo cultivo para que la guerrilla maoísta haya ido creciendo y consiguiendo un mayor popular, ocupando y controlando, incluso administrativamente, zonas cada vez más amplias de territorio. Sucesivas declaraciones de guerra unilaterales, treguas y altos el fuego, se han ido sucediendo durante estos años, en los que el turismo, principal fuente de ingresos del país, no se ha visto involucrado hasta el momento. Sin embargo, toda expedición o grupo de trekking que entra en estas zonas maoístas, se ve sujeto a la obligación de contribuir a la causa con el ?donativo? o ? impuesto revolucionario? que se determina.

Ayer, en nuestro Campo Base, recibíamos la visita de dos emisarios de los maoístas, que mediante una atenta carta, nos requerían el pago de nuestra contribución a la causa maoísta; aunque parezca mentira y Mao sea ya historia, pero así es Nepal hoy en día, en el siglo XXI.?

Comentarios