La sequía comienza a manifestarse en toda su dimensión

La sequía comienza a manifestarse en toda su dimensión en la provincia de Huesca: se amplia el número de poblaciones que se tienen que abastecer por medio de cubas de agua, han comenzado ya las obras complementarias a Vadiello en el caso de la capital oscense, hay importantes pérdidas en el sector agrario y ganadero, y se han iniciado las primeras regulaciones de empleo en empresas vinculadas con el sector primario. La previsión meteorológica para los próximos días no habla de cambios; seguirá sin llover, por lo menos, hasta entrada la próxima semana.

El Centro Meteorológico del Ebro ha sido contundente en su vaticinio sobre los próximos meses. Evelio Álvarez, meteorólogo, afirma que la sequía no ha hecho más que comenzar. También hace referencia a este carácter cíclico el consejero de Agricultura del Gobierno de Aragón, Gonzalo Arguilé, el cual compara este episodio con lo vivido en los primeros años 50 del siglo XX.

Las obras de construcción de la nueva traída de agua a la ciudad de Huesca desde el Canal del Cinca ya han comenzado. Recordamos que la inversión asciende a 4,4 millones de euros, con una longitud de conducción de 7 kilómetros. Se construyen, además, dos balsas, una junto al propio canal y otra a la altura del Centro Europeo de Empresas e Innovación de Aragón.

Se ha iniciado también la obtención de agua desde acuíferos. No en todos los puntos de la provincia se puede llevar a cabo tal práctica, ya que muchos pozos y manantiales se han secado.

Las pérdidas en el sector primario son cuantiosas. En algunas comarcas, como es el caso de Los Monegros, se cuantifican en el cien por cien (cebada y trigo). De cara a los cultivos de verano, se ha aprobado ya el abandono del 75 por ciento. La falta de abastecimiento de agua implica que los agricultores no puedan sembrar maíz y arroz. Tampoco se darán los cortes de alfalfa habituales. Los ganaderos están pasando por una situación crítica, ya que en muchos casos sólo se obtendrá de rendimiento lo justo para pagar lo gastado.

Empresas vinculadas con el sector primario han tenido que comenzar a realizar regulaciones de empleo. Empresas de semillas, fertilizantes, herbicidas,...; las industrias deshidratadoras; los talleres mecánicos; las cooperativas; el sector hostelero;... hay un entramado empresarial que se está viendo seriamente perjudicado por la falta de actividad en el campo.

Comentarios