El teatro Multiusos de Huesca

No soy partidario de las réplicas y dúplicas a golpe de artículo de opinión en la prensa, porque así se entablan debates inútiles, aunque se centren en cuestiones importantes como el futuro teatro multiusos de Huesca. Sin embargo, cuando a uno le llaman políticamente, perro (del hortelano) y cacique en un escrito publicado aquí mismo, debo y quiero exponer mis criterios.

Evitaré el esfuerzo de descender al nivel dialéctico del autor de esos insultos, proferidos al amparo de su condición de ?Presidente de la Mesa de Contratación del Ayuntamiento de Huesca? que así firmaba. Si hubiera optado por suscribir esos párrafos como concejal de a pie, militante, ciudadano? Pero, el cargo institucional incluido motiva una inquietud. ¿Se entiende que su artículo ha sido aprobado por ese órgano municipal, por el Alcalde o incluso por todos los oscenses a quienes se debe en tal puesto? ¿Tienen que sentirse coautores del texto y de los insultos?

Es demasiado suponer que ha tenido en cuenta ese dato, pero así sería si aplicamos su teoría por la que ?una vez que se acaba un debate y el Pleno aprueba un proyecto, esto ya no es una propuesta de unos o de otros, sino que es un acuerdo de la Institución, de todos, y lo leal con la Institución debería ser el ver como lo sacamos adelante?. Lo mismo se puede predicar de los cargos. El Alcalde, por ejemplo, lo es de todos o al menos yo lo considero así. También lo es el Presidente citado, pero utiliza su título y cuanto representa para insultarme. Es indigno.

En cuanto a que un proyecto aprobado por una parte tiene que ser asumido por todos, y en consecuencia, aprobar y apoyar la adjudicación de sus obras, resulta al menos dudoso. Congreso y Senado aprobaron el trasvase del Ebro por mayoría absoluta... ¿debía entonces el PSOE apoyar las obras que empezaron para su ejecución? No lo hizo por fortuna, pero según el insultador, debía haberlas respaldado...

Por otra parte, el mismo concejal, que es consejero de la Comarca de la Hoya y portavoz en esa entidad, donde gobierna en coalición con el PAR, afirma que este partido actúa en el Ayuntamiento ?como los caciques de toda la vida, que durante todo el siglo XX relegaron al ostracismo a esta ciudad?, la capital comarcal. Si eso es el PAR, ¡ni un minuto más debería seguir como consejero o como miembro del equipo de gobierno en la Hoya! Su incongruencia es producto de un error serio. Como portavoz municipal del PAR ejerzo mi responsabilidad de criticar y proponer alternativas a las acciones y decisiones del Alcalde y del grupo de gobierno, pero respeto los partidos o sus siglas y evito las descalificaciones groseras. El autor de aquel artículo no lo hace pero tampoco dudará en seguir colaborando en la Comarca con sus ?caciques de toda la vida?.

Además, valorar al Partido Aragonés de esa manera, siquiera sea por comparación, revela una ignorancia preocupante. Caciques... ¿quién considera como propios votos ajenos y voluntades colectivas, quién utiliza los cargos para mejorar o conservar su posición, quien se despreocupa del desarrollo de la ciudad con fines personales? Nadie, aunque sólo sea porque la sociedad no lo admite. Dicho en activa, si hay un partido que se ha distinguido, por convicción, en demandar y plantear medidas para un progreso efectivo de esta ciudad, es el PAR. Muy diferente criterio del que aplica el actual gobierno municipal, para una Huesca ensimismada, una perla encerrada en los estrechos límites de las conchas de una ostra. Un nuevo ?ostracismo?.

Hasta aquí, un repaso a dos formas de hacer política. Hablemos del teatro multiusos, aunque sea sin convalidar el máster de arquitectura que el autor de aquel escrito parece haber cursado aceleradamente.

Dice que ?llegamos al final del largo proceso administrativo para la adjudicación del futuro Palacio de Congresos? y habla de la baja inicial en el presupuesto de un millón de euros. O sea que ?sólo? costará casi 2.500 millones de pesetas... Pero no es el final. Falta todo el equipamiento interior, desde las butacas del salón a las lámparas, sonido, instalaciones escénicas, mobiliario, infraestructuras varias... Total mucho más de tres mil millones y nos podía haber costado mucho menos.

Dice que la ?derecha política? ha puesto ?trabas?. La derecha no sé, pero el PAR se explicó con claridad en el Pleno que debatió la obra. Hay quien no escucha, y si escucha, no oye, y si oye, no entiende o no quiere entender.

La posición del PAR se basa en puntos como éstos. ?La empresa seleccionada nos merece todo el respeto y esta postura no tiene que ver con las sociedades que han concursado?, expuse. Es textual. Por ello, las ?pegas? no se ponen a la constructora, aunque el Presidente de la Mesa lo manifieste, al igual que declara que ?no quieren que Huesca tenga un Palacio de Congresos digno del orgullo de los ciudadanos?. Discurso del PAR en el Pleno: ?Por nuestra parte, seguimos pensando que Huesca necesita un Palacio de Congresos y un recinto ferial?. Es más, este partido impulsó la idea en el pasado mandato, cuando el mayoritario insistía en construir aparte un teatro. ¿Lo recuerda?. Por eso, expliqué en el Pleno que ?el grupo de gobierno siempre ha querido un teatro y van a tener un teatro, con todas sus consecuencias?, entre otras que el coste de la instalación se dispara, hasta se duplica, por esas características escénicas prioritarias. ¿No podría haber procurado orgullo un verdadero Palacio de Congresos y Exposiciones, o ese sentimiento cuesta 1.500 millones de pesetas del dinero de todos para un teatro multiusos? Una ostra.

No somos perros (del hortelano), ni nos negamos a que el Palacio pudiera tener condiciones para usos culturales, pero va a ser al revés. Será un Teatro donde se podrán hacer reuniones y pequeñas muestras. Todo ello si se resuelven otras carencias: no se avanza en la definición con las entidades interesadas de un programa de gestión del edificio (en este aspecto, sólo ha habido novedades días después del Pleno, a espaldas de la oposición), ni se ha concretado definitivamente la financiación de su coste, ni determinado su viabilidad y mantenimiento, y otros flecos que harán que se encarezca.

Eso dije en Pleno, al igual que ?hemos esperado que se produjeran avances en todas las carencias que motivaron aquel sentido del voto?, negativo cuando se decidió el proyecto. ?Sin embargo, por coherencia y por responsabilidad, el PAR tiene que votar en contra? ante una ?adjudicación que no es otra cosa que un trámite administrativo más, que persiste en la misma línea de acción iniciada con tantos cabos sueltos por el grupo de gobierno? con unas prisas repentinas y a lomos de su rodillo hace medio año. ¿Está claro otra vez?

En su línea, tal vez piense que ?ostras, el perro (del hortelano) y cacique tiene argumentos?. Para mí, no hay dudas en este aspecto y seguro que usted tampoco las tiene. Porque no le cabe ninguna duda, señor Sanromán. Basta de hacer oposición a la oposición.

Fernando Lafuente

Portavoz del Partido Aragonés (PAR) en el Ayuntamiento de Huesca

Comentarios