Nace, en Lacuniacha, el quinto ejemplar de sarrio.

El pasado 1 de mayo, el Parque Faunístico de los Pirineos ?Lacuniacha? ubicado en Piedrafita de Jaca, acogía el segundo nacimiento del año, en esta ocasión se trata de un sarrio, que goza de excelente salud, con este ya son cinco los ejemplares de sarrio que pueden verse en el recinto.

?Lacuniacha? no es un zoológico ni un parque temático, es un parque natural, un bosque en el que la animación viene de él mismo, de su flora y de su fauna, y en el que el visitante no es un mero espectador, sino un actor de su propio recorrido al aire libre, en pleno bosque, en el corazón del valle de Tena.

?Lacuniacha? ocupa 30 hectáreas y se halla en el término municipal de Piedrafita de Jaca, a 2 km. de su núcleo urbano, en el valle de Tena. Desde el mismo pueden verse las aguas de Bubal y como se alza, majestuosa, la Peña Telera.

El Parque ofrece al visitante un recorrido de entre 2 y 3 horas de duración, sin perjuicio de que se prefiera ir a pasar el día, puesto que existen zonas de descanso y un bar-cafetería en el que se puede disfrutar de una agradable comida.

El recorrido a través de sus senderos permite caminar entre ciervos, gamos y renos; observar cómo se alimentan, cómo les gusta descansar, cómo se relacionan, cómo cuidan a sus crías o cómo juegan Asimismo, el sendero guía al visitante al recinto de los caprinos, ocupado por la cabra montés, y a otros recintos en los que podrá observar bisontes europeos, linces boreales, lobos y a los caballos de Przewalski.

Allí se dan cita amantes de la naturaleza, senderistas, montañeros y público infantil y juvenil, para quienes se prevén iniciativas educativas y culturales, como sus aulas de la naturaleza, donde se experimentará sobre diversos temas de flora y fauna.

Del mismo modo, a lo largo de todo el recorrido y mediante diversas actividades, el visitante puede apreciar la flora, aprendiendo a distinguir entre pinares, espinares, hayedos, abedulares, fresnedas, cerecedas, robledales, alamedas, acebedas, etc. y disfrutar de sus praderas y del encanto del bosque mixto del Pirineo.

Además, existen miradores con mesas de interpretación, desde las que se contempla la inmensidad de los picos y cordilleras que circundan el Parque.

?Lacuniacha? abre todo el año, tanto en verano como en invierno, ofreciendo al visitante actividades diferentes según la estación. Así, en invierno, el parque nevado permitirá disfrutar de un paisaje sin igual, el horario de verano es de diez de la mañana a ocho de la tarde siendo la ultima entrada a las seis de la tarde.

El Parque se encuentra en el término municipal de Piedrafita de Jaca, y se puede acceder fácilmente en coche hasta la entrada, que cuenta con una amplia zona de aparcamiento para turismos y autobuses. Asimismo, existen zonas de descanso donde refrescarse o disfrutar del paisaje.

Comentarios