La Iglesia pide a los católicos que pongan la X en la casilla de la declaración de la Renta

La Diócesis de Huesca, al igual que toda la Iglesia en España, ha puesto en marcha la campaña de aportación económica con motivo de la presentación de la Declaración del IRPF. Con el lema ?Dos mil años haciendo el BIEN?, desde la diócesis se recuerda que la aportación económica de los católicos se destina al sostenimiento de las necesidades básicas de la Iglesia. Ello se realiza poniendo la X en la casilla de la Iglesia, de modo que de cada 6 euros de impuestos que se paguen, 0,03 serán para la Iglesia.

Las necesidades de la Iglesia serían la atención espiritual y humana, que presta a todo aquél que lo necesite, tanto católicos como quienes no lo son. El mantenimiento de cerca de 25.000 parroquias, lugares de culto y numerosos servicios sociales de todo tipo, repartidos por toda la geografía española. La retribución de los sacerdotes, religiosos y seglares, que dedican su tiempo a la atención espiritual, social y cultural, a través de proyectos pastorales para adultos, jóvenes y niños. Y, finalmente, la evangelización y el desarrollo de los pueblos del Tercer Mundo.

Tanto desde la Diócesis de Huesca, como desde la Conferencia Episcopal, se recuerda que la Iglesia católica lleva más de dos mil años haciendo el bien. Añaden que transmite valores espirituales y humanos que redundan en beneficio de todos. Por ello, y para seguir transmitiendo esos valores, es necesaria la colaboración personal y económica de los católicos y de todos aquellos que valoran el servicio que la Iglesia presta a la sociedad. Una forma de colaborar, proponen, es poniendo la X en la casilla de la Iglesia Católica en la declaración de la Renta, sea su resultado a pagar o a devolver Una parte de su financiación se lleva a cabo a través de la Asignación Tributaria. Al poner la X en esa casilla, de cada 6 euros de impuestos que se pagan a Hacienda, 0,03 céntimos de euro pasan a la Iglesia, sin que al contribuyente le cueste más dinero.

Comentarios