Huesca sin piscinas públicas este verano

2005051111 piscina.jpg

Las piscinas de Huesca cerraron la temporada de verano 2004 con 122.587 usuarios y la 2003 con 145.000. Tras dos verano muy calurosos, las piscinas públicas se han convertido en un punto social muy importante.

La grave situación de sequía va a obligar al Ayuntamiento de Huesca a tomar la decisión de no abrir en el periodo estival las piscinas públicas, salvo un cambio radical de la situación que parece bastante complicado cuando nos encontramos ya a mediados del mes de mayo. Otro tema es lo que sucederá con el resto de las piscinas que hay en la ciudad de uso público en comunidades y urbanizaciones para las que también puede haber restricciones de agua. En total se calcula que son unas 50 piscinas las que hay en Huesca y sus alrededores.

El ayuntamiento abrirá sus instalaciones solamente para tomar el sol y pondrá en funcionamiento las duchas pero no los vasos. Aunque en un principio se había barajado la opción de abrir una de las piscinas, finalmente parece que no será así puesto que eso acarrearía una masificación de usuarios difícil de controlar contando también que el Ayuntamiento de Huesca es el primero que tiene que dar ejemplo en una situación de falta de agua tan grave como la que hay en estos momentos. Otro aspecto es que para cumplir la normativa sanitaria es necesario renovar diariamente el 5 por ciento de la lámina de agua por lo que es otro gasto añadido.

Según los datos que ha recogido Radio Huesca Digital, en Huesca hay un total de 43 piscinas privadas a las que hay que unir las públicas de San Jorge, Ruiseñor, Ciudad Deportiva y las cubiertas del Parque y Almériz. Además están las dos piscinas del Club de Tenis Osca y la climatizada del Gimnasio J-10. El resto son de comunidades y particulares.

Dada la situación esto supone una gran cantidad de metros cúbicos de agua para poner todas estas instalaciones en funcionamiento lo que puede obligar al Ayuntamiento de Huesca a realizar un decreto por el cual se intente concienciar a los ciudadanos de la situación ante la escasez de agua de boca. Recordamos que la principal prioridad es el agua de boca, luego el regadío y finalmente el ocio, en el que se encuentra la utilización de las piscinas.

En los últimos años han proliferado las piscinas de comunidades que también están sujetas a la normativa de la Comunidad Autónoma, al igual que clubes y gimnasios privados.

Las piscinas de Huesca son vigiladas por el Salud que lleva a cabo análisis periódicos de la calidad del agua, tanto en las piscinas municipales como en las de las comunidades, por ello deben cumplir una serie de requisitos como contar con depuradoras o un mantenimiento del agua.

AÑO 2004

La instalación que más usuarios acogió fue la Ciudad Deportiva con un total de 52.777 bañistas en toda la temporada de verano. San Jorge se ha quedaba con 50.797 usuarios y Ruiseñores con 19.020. El mes de julio suele ser el de mayor afluencia a las instalaciones acuáticas con un total de 51.519 usos. En junio se contabilizaron 40.227 y en agosto 28.135. En los 13 días de septiembre que estuvieron abiertas las piscinas hubo 3.066, contando que Ruiseñores ya no abrió sus puertas en estos días. También durante las fiestas de San Lorenzo esta instalación permaneció cerrada.

Comentarios