Tráfico inicia una campaña de concienciación y vigilancia sobre el uso del casco

Durante 2003 fallecieron 758 motoristas en accidente, 190 de ellos no utilizaban el casco. En zona urbana casi el 50% de los muertos viajaba en vehículo de dos ruedas, el 31% no llevaba casco. El objetivo de la campaña es incrementar su uso, sobre todo en ciudad y por los usuarios de ciclomotores. Su uso reduce a la tercera parte la posibilidad de muerte en caso de accidente. Se controlará a más de 50.000 motocicletas y ciclomotores.

La Dirección General de Tráfico llevará a cabo a lo largo de este año una campaña divulgativa sobre el uso del casco con el eslogan ?No podemos ponernos el casco por ti?. También entre el 16 y 29 de mayo esta campaña tendrá un carácter de vigilancia con control intensivo del cumplimiento de la obligación de uso del casco; con el objetivo de realizar, al menos, 50.000 controles de los conductores y pasajeros de motocicletas y ciclomotores.

La realización de esta campaña se hace coincidir con la llegada del buen tiempo y el mayor uso de las motos, para tratar de concienciar de los riesgos que conlleva la conducción de este tipo de vehículos. En los meses de mayo y junio del pasado año, tan solo en accidentes de carretera, murieron 70 personas y 415 a lo largo de todo el año.

Además, como consecuencia de la posibilidad de poder conducir las motos pequeñas, de menos de 125 cc., se ha producido un fuerte incremento de la matriculación de este tipo de vehículos, que en algunos meses ha llegado a ser del 90%, aumentando su uso sobre todo en ciudad como alternativa al automóvil. La campaña trata de generalizar el uso del casco en todo caso, como elemento básico de seguridad vial.

Se pretende que los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, de servicio en las carreteras, controlen al menos 50.000 motocicletas y ciclomotores, para determinar el grado de utilización de estos dispositivos de seguridad entre sus usuarios y denuncien las infracciones detectadas. El número de controles y el ámbito de actuación se ampliarán a las vías urbanas en la medida en que colaboren las policías dependientes del resto de instituciones. Durante 2004, la Guardia Civil denunció a 44.963 usuarios de motos por no utilizar casco.

En caso de accidente, el casco es el único elemento de protección capaz de evitar las lesiones en la cabeza, sin duda las más graves. Su uso reduce las muertes en un tercio y evita dos de cada tres lesiones cerebrales. Este tipo de lesiones produce el 85 % de los muertos y la mitad de los heridos de motos y ciclomotores. La obligatoriedad de utilización del casco ha reducido el 25% la mortalidad en zona urbana. Sin embargo, su uso sigue sin estar generalizado.

Comentarios