El museo diocesano de Barbastro cumple el treinta aniversario de su creación.

2005051717 Pantócrator de Vió.jpg

El arte sacro, el vino y la religiosidad popular son temas destacados que se exponen en los distintos museos de Barbastro y la comarca del Somontano y que se pueden visitar con motivo del Día Internacional de los Museos. El Museo Diocesano ocupa, desde su inauguración en 1975, los locales de los antiguos archivos capitulares. Alberga casi 300 piezas que datan del siglo XII hasta el siglo XIX, siendo las más significativas un antiguo fragmento de frontal de altar, el pantocrátor románico de Vió, tablas góticas y esculturas renacentistas.

El Museo, que alberga además de fondos de las parroquias de las diócesis, los procedentes de la Catedral, celebra su trigésimo aniversario en este año 2005 ante la expectativa de la nuevas instalaciones dentro del Palacio Episcopal. El nuevo museo diocesano albergará el archivo, la biblioteca y el archivo histórico municipal. El presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, ha anunciado que la redacción del proyecto del museo diocesano ya está finalizado y que en estos momentos se está a la espera de la licitación de las obras. Un proyecto de envergadura, que se incluye dentro de las diferentes actuaciones de adecuación del Palacio Episcopal para el que se cuenta con un presupuesto de seis millones de euros.

La relación de museos de arte sacro incluye también, la visita al dedicado a los Mártires Claretianos inaugurado en noviembre de 1992, con motivo de la beatificación de los 51 mártires fusilados en los albores de la Guerra Civil Española, y que se asienta sobre las ruinas del antiguo convento. El museo conserva los restos de los mártires en una cripta, objetos personales de los claretianos fusilados y los últimos escritos que algunos de ellos dejaron en la cárcel minutos antes de morir.

El Museo del Vino de construcción más reciente es otra de las visitas obligadas en la ciudad de Barbastro. Si hay un elemento que caracteriza al Somontano desde la época de la dominación romana es, sin lugar a dudas, el vino que vive en la actualidad un auge inusitado por la gran cantidad de caldos y la variedad de bodegas agrupadas en la Denominación de Origen Somontano. Buena muestra de la importancia adquirida en los últimos años es el Museo del Vino de Barbastro integrado en el complejo de San Julián y Santa Lucía.

El museo, en sus distintas salas, muestra al visitante el significado de conceptos como tierra, vino, climatología o corcho, entre otros, una visión más realista de la actividad con diapositivas y proyecciones de las bodegas, los vinos y viñedos y paneles informativos de los pueblos que forman la denominación de origen.

La consolidación del museo, según ha señalado Mariano Beroz, presidente de la D.O Somontano, pasa ?por realizar reformas en algunos de los soportes pero siempre respetando la filosofía de la denominación de ofrecer una imagen ligada a los conceptos de juventud, diseño y modernidad que tienen los vinos?

Comentarios