Huesca se embellecerá con 10 nuevas esculturas

El Ayuntamiento de Huesca y la Universidad de Zaragoza han encargado diversas esculturas que van a situarse en su mayoría en las rotondas de la ciudad y a la entrada de determinados edificios públicos.

Prácticamente la mayoría de las rotondas de Huesca van a contar con su escultura. Así el alcalde ha encargado un proyecto al equipo de Eduardo Cajal para ubicarlo en la rotonda de las Miguelas, mientras que otra escultura recordará la memoria de Lucas Mallada en la rotonda del paseo que lleva el nombre del polígrafo oscense, aunque Mallada tiene otro monumento más sencillo que diseñó Ramón Acín en el Parque.

Luego están los tres conjuntos que Vicente García Plana propuso instalar en tres de las rotondas de la avenida de los Danzantes, en cuya factura ya trabaja.

Así mismo el Ayuntamiento encargó un homenaje al libro a Eduardo Cajal, que éste está a punto de presentar en el ?espacio avión? que desde este lunes se encuentra en la Plaza de Navarra, pero que será ubicado en el Centro Cultural del Matadero, en uno de sus jardines.

También el grupo de gobierno ha decidido retomar un proyecto del anterior mandato que buscaba recordar a otro gran oscense: el judío converso Pedro Alfonso, uno de las personalidades más interesantes de la Huesca de la Edad Media. Esta obra se situaría en el entorno de la Plaza Concepción Arenal.

Además, recientemente el Ayuntamiento retiraba de su ubicación el monumento a las víctimas de los campos de concentración que había en la Plaza General Alsina para que su autor, el arquitecto municipal Pedro Lafuente, lo restaure y sea colocado en otro lugar menos accesible con el fin de evitar que sea dañado.

Por último la Universidad ha encargado a Eduardo Cajal y Ximo Lizana una obra conjunta. Se trata de un buenos días que realizará Cajal y un buenas noches que ejecutará Lizana. Ambas instalaciones se ubicarán en la entrada y salida de la Facultad de Ciencias de la Salud y del Deporte, a modo de bienvenida y despedida de los visitantes de los edificios universitarios.

Pero a todo esto hay que añadir que el Ayuntamiento tiene que decidir dónde colocará las tres esculturas que formaban el conjunto que iba a recordar la figura de Vicente Campo. La obra, ha explicado el alcalde, está en dependencias municipales y pronto será expuesta en el colegio de Santiago a la espera ser instalada en algún punto de la ciudad.

En total 10 obras que buscan completar el patrimonio escultórico y monumental con que cuenta la ciudad.

Comentarios