El Corpus Christi recuperará la solemne procesión de Huesca

Ya está todo preparado para la celebración del Corpus Christi, el próximo domingo, 29 de mayo. A las 6 de la tarde, y presidida por el Obispo Jesús Sanz, se celebrará una misa solemne. Al coincidir con el año dedicado a la Eucaristía, tras la misa tendrá lugar una procesión especial en la que se utilizará la custodia monumental de la Seo oscense. Además, participarán cofradías y asociaciones eucarísticas de la ciudad, así como aquellos fieles que lo deseen.

Al tiempo que se celebra en la Catedral la solemne misa estacional, tendrá lugar otra, que comenzará a las 6 y media de la tarde, dirigida a los niños de Primera Comunión. Ésta, más corta, se celebrará en el convento de la Asunción y será presidida por Agustín Catón.

Posteriormente, y sobre las 7 y media de la tarde, dará comienzo la Procesión, que ha organizado la Archicofradía de la Vera Cruz. A ella se han invitado a todas las cofradías de la ciudad, a pesar de que la única que tiene que ver con la Eucaristía es la del Santo Cáliz. También se ha invitado a todas las asociaciones de fieles que tienen relación con la Eucaristía, como la Adoración Noctura, masculina y femenina, Turno y Vela, las Marías de los Sagrados Calvarios o la Legión de María. También irán los niños que, este año, han realizado su Primera Comunión, que así lo deseen. Participará, además, la Cofradía el Santo Cristo de los Milagros, que ha venido participando en esta participación todos los años, a pesar de que la procesión había llegado a un momento de casi desaparición. En la procesión se llevará, como motivo más destacado, la Gran Custodia de plata de la diócesis, una obra de orfebrería, del siglo XVII, que hace más de 30 años que no se saca en procesión. Irá en una peana, que se ha construido nueva para la ocasión

La procesión seguirá un recorrido que, partiendo de la costanilla de Santiago, recorrerá el Coso Alto, calle Moya, plaza López Allué, san Pedro, calle San Salvador, las Cortes, plaza de la Catedral y Quinto Sertorio, para finalizar en la plaza de la Universidad. Allí se dispondrá un escenario, a modo de altar, en donde se realizarán los actos finales. Habrá un canto de adoración, se rezarán oraciones, habrá un canto de alabanza, para terminar con la bendición del Obispo con el Santísimo.

Este año, la procesión tiene tintes solemnes en Huesca, al ser el acto central de la celebración del Año de la Eucaristía. Sin embargo, desde la Diócesis se apostaría por recuperar esta costumbre, que se perdió hace ya años, quedando la procesión en una pequeña marcha por las calles más cercanas a la catedral, de manera que año tras año, se pudiera sacar la gran Custodia, e involucrar en ella a los niños de la Primera Comunión.

Comentarios