Generación violenta

Nuria Garcés

Es para preocuparse. Porque esto ya no es generacional. Es generalizado. El lunes, la subdelegación del gobierno pasaba una nota con las incidencias del fin de semana. Cinco detenidos por malos tratos en la provincia de Huesca. Cinco mujeres habían sufrido sus golpes o amenazas, en uno de los casos con navaja incluida. Ex compañeras sentimentales, una de ellas embarazada, o incluso una tía. La violencia ya no conoce nada.

Pero hay algo más. Hablamos de cinco hombres de 19, 23, 32 y 33 años. O sea, unos críos. Pero unos críos que saben perfectamente lo que hacen. Y que no son como los maltratadores que tenemos estereotipados: hombres de mediana edad, en la cincuentena o sesentena, que vivieron en sus carnes aquello de la mujer sometida y en casa, y lo pusieron en práctica después con sus mujeres. Hombres sin cultura, con pocos modos... No. Estamos hablando de una generación absolutamente de hoy en día, que ha vivido con padres modernos, con madres trabajadoras, con amigas y compañeras haciendo lo mismo que ellos, de jóvenes a quienes en el colegio y en el instituto les han hablado de igualdad. Y, sin embargo, cuando las cosas sentimentales van mal, sigue primando el ?mía o de nadie?. ¡Pero bueno!.

Y también es para preguntarse. ¿Qué puede pasar por la cabeza de un chaval de 19 años para pegar y amenazar a su ex novia, navaja en mano?. ¿Alguna puerta, con toda la vida por delante, se le ha cerrado para encontrar otro amor?. Se entiende que las autoridades, los servicios sociales, el Instituto de la Mujer, las instancias involucradas en el mundo de los malos tratos estén cada vez más preocupados. La espiral parece no acabar, y habría que encontrarle el final por algún sitio.

Comentarios