Moneo decidirá la altura de las estacas del Centro de Arte

Los grandes postes que se han dispuesto en el exterior del Centro Aragonés de Arte Contemporáneo, para que emparraran las cepas que se han plantado, han comenzado a dar que hablar. Ya se dijo que, tal vez, eran demasiado grandes, y eso es lo que creyeron a los reponsables de Enate, cuando visitaban este miércoles el viñedo en cuestión. Será el arquitecto de la obra quien, finalmente, in situ, decida la altura de las estacas.

Aunque, en un principio, se pensó en la posibilidad de quitar todas las maderas y empezar de cero, se está esperando a que sea el propio Rafael Moneo quien vea cómo ha quedado este exterior, y decida. Lo más probable es que las maderas se acaben recortando, para rebajar su longitud. Se han dispuesto postes estándar que podrán ser recortados a la altura que al final se decida. Responsables de la bodega han enviado fotografías a Moneo para que compruebe el efecto de los postes, pero él ha decidido que visitará in situ la zona, para tomar una decisión. Como explicaba el pintor José Beulas, este viñedo debe verse como un jardín caprichoso de viñedos, y no como una plantación en toda regla con usos empresariales y comerciales.

Por ello, y aunque los maderos están situados de forma que permiten, a través de las paralelas, contemplar el edificio de Moneo desde prácticamente todos los puntos, todo hace indicar que se iba a quitar demasiada visión, de un centro que es una obra de arte en sí.

En los últimos días, se han estado instalando estos maderos, así como cuerdas especiales, sobre las que deberán enredarse las cepas cuando vayan creciendo. Los expertos aseguran que estos postes son absolutamente necesarios para asegurar un buen crecimiento de las viñas, y los comparan con los andamios de las casas. Hay que recordar que, recientemente, se plantaron unas 3.500 viñas, y todas ellas han tomado y han comenzado a crecer.

Comentarios