CHA pretende que mejorar la Ley de horarios comerciales

El grupo parlamentario CHA ha presentado 43 enmiendas parciales al proyecto de Ley de horarios comerciales que se tramita actualmente en las Cortes de Aragón. Los principales objetivos que se persiguen son conciliar la atención adecuada a las necesidades de consumo de la población con el respeto al derecho de los trabajadores y trabajadoras del sector a conciliar la vida laboral y familiar, reconociendo el carácter especial del domingo como día de descanso. También se busca garantizar el equilibrio entre las distintas formas de comercio, valorando la importante función social del comercio urbano de proximidad que da vida a nuestros centros urbanos y contribuye a la creación de empleo autónomo y a la redistribución de la riqueza.

CHA pretende cerrar las puertas que el proyecto de Ley de la coalición PSOE-PAR ha dejado abiertas para que en el futuro el departamento de Comercio pueda ampliar unilateralmente el horario de apertura o el número de días de apertura en domingos y festivos. CHA considera que ocho festivos, que es el número mínimo que establece la legislación estatal, son suficientes para atender la demanda y, dado que también es el número que han pactado los sectores implicados en Aragón, no debería ampliarse.

Asimismo, CHA pretende impedir que las zonas de gran afluencia turística y los municipios turísticos de carácter comercial puedan ser la gatera por donde las grandes superficies puedan saltarse todos los límites. Para conciliar la vida laboral y familiar de los trabajadores, CHA plantea que no se acumule la apertura de más de un festivo en un mes (con una única excepción que no podrá superar los dos) y propone modificar el calendario de apertura en festivos que el Gobierno ha previsto para el segundo semestre de este año. La enmienda de CHA establece los siguientes: 3 de julio, 28 de agosto, 4 de septiembre, 2 de octubre y 11 y 18 de diciembre, en lugar de tres domingos de diciembre como propone el proyecto de ley. También se propone que, para que un Ayuntamiento pueda modificar dos fechas de las ocho autorizadas para abrir en festivos, debe oír previamente a las asociaciones de comerciantes, sindicatos y consumidores del Municipio.

Para esta formación, el más clamoroso defecto del proyecto de ley es la ausencia de régimen sancionador, ya que se remite a una legislación vigente inexistente en esta materia. Por ello, CHA propone incorporar doce artículos que regulen de forma completa el concepto y graduación de las infracciones, su responsabilidad, prescripción, reincidencia y régimen sancionador.

Comentarios