Nace un lince boreal en “Lacuniacha”.

En el parque Faunístico de los Pirineos, ubicado en Piedrafita de Jaca, ?Lacuniacha? ha nacido un nuevo lince, de entre todas las especies que se pueden observar en Lacuniacha, hasta la fecha únicamente el lince no se había reproducido, este nacimiento ha sido acogido de forma especial en el Parque por la larga espera y por que el lince es la especie que lo representa como imagen.

Los linces que se puede observar en el Parque Faunístico de los Pirineo, ?Lacuniacha?, son los linces boreales (Lynx Lynx), distintos del lince ibérico (Lynx pardina) que habita en España, principalmente en el parque Nacional de Doñana, que está en peligro de extinción, y que actualmente es noticia por el nacimiento de tres pequeños ejemplares. Ambos han poblado la Península Ibérica, y se tienen dudas de si todavía existen aunque muy escasos, ejemplares en libertad. El lince boreal es más grande (el ibérico, como mucho alcanza doce kilogramos de peso y tiene las manchas del pelaje más marcadas).

El lince tiene un andar sigiloso y elegante, que llama poderosamente la atención, su piel, sus ojos, las orejas con la llamativa prolongación de pelos en las mismas, hacen de él un animal emblemático.

Para la reproducción, se aparean al principio de la primavera. La gestación dura de sesenta a setenta y seis días. Tienen una sola camada anual, normalmente de dos o tres cachorros que nacen en Marzo o Abril, en nuestro caso ha sido muy avanzado el mes de mayo, y permanecen con la madre durante el primer invierno. Los amamanta durante cinco meses. Alcanza la madurez sexual a los dos años.

El dicho popular ?tiene vista de lince?, hace referencia a su penetrante capacidad visual, pero su oído es aún mejor, a cincuenta o sesenta kilómetros de distancia, puede percibir el ruido que hace una liebre al roer una rama.

Comentarios