Disminuye la presencia de DDT en el Cinca, según la CHE

2002121010 rio cinca.jpg

Los análisis encargados por la Confederación Hidrográfica del Ebro sobre la fauna piscícola del río Cinca muestran una tendencia a la baja de los niveles de mercurio y DDT en los peces recogidos en el tramo medio del Cinca, desde la confluencia con el Ésera hasta Fraga.

El estudio demuestra, eso sí, mayor presencia de las sustancias analizadas en el foco de contaminación ya localizado aguas abajo de Monzón, aunque también con una clara tendencia descendente en el caso del DDT.

La evolución se aprecia en el caso de los alburnos. En esta especie en 2002 se detectaban 1.764 nanogramos de DDT por gramo de pez; en 2003 desciende a 735 nanogramos por gramo; ya en 2004, en el mes de agosto, es decir, antes de la mortandad, se indican 297 nanogramos por gramo y finalmente, en este último análisis, realizado en ejemplares capturados de noviembre de 2004, tras la mortandad de octubre, la incidencia es de 15, 2 nanogramos por gramo.

Estos datos y los recogidos en los distintos puntos de toma sobre DDT, mercurio y otras 18 sustancias consideradas contaminantes dentro del grupo de los organoclorados .

Los análisis se realizaron en el laboratorio independiente de la Fundación Sukarrieta de Vizcaya sobre 707 ejemplares de 15 especies que fueron capturados en presencia de miembros de la organización ecologista Greenpeace.

Las capturas se realizaron en noviembre de 2004, después de la mortandad detectada a finales de octubre en Monzón. Debido a la citada mortandad las capturas realizadas en la estación de muestreo de Monzón se vieron reducidas a tan solo 9 ejemplares frente a los 128 de Albalate de Cinca o 141 de Puente las Pilas.

Según las conclusiones del estudio, el mercurio, los DDT´s y el Endosulfan Sulfato se detectaron a lo largo de todo el tramo (los puntos de captura fueron la confluencia del Cinca-Ésera, Puente las Pilas, Ariéstolas, balsa de Montecinca, Monzón, Conchel, Albalate, Chalamera y Fraga).

Aguas arriba de Monzón la presencia de éstos contaminantes se explica por la acumulación histórica en sedimentos y biota. Sin embargo, aguas abajo se encuentran valores elevados que demuestran la existencia de un foco de contaminación.

Los valores máximos de concentración de las sustancias contaminantes estudiadas aparecen en la estación muestreo de Monzón y comienzan a descender a partir de Chalamera.

El Organismo de Cuenca estudia actualmente la realización de estos mismos estudios tanto en el tramo inferior del río Ebro (desde aguas arriba de Flix hasta Tortosa), como en el tramo medio de la cuenca del río Gállego (desde aguas arriba del embalse de Sabiñanigo hasta aguas abajo del embalse de La Peña)

Comentarios