Más de 5.000 escolares aragoneses han participado en el programa de prevención “SolSano”

2005060101 sol sano.jpg

Un total de 5.350 escolares de toda la Comunidad aragonesa han participado este curso 2004-2005 en el programa de prevención sanitaria SolSano, promovido por el departamento de Salud del Gobierno de Aragón. Las autoridades vuelven a advertir a la población sobre los riesgos del calor este verano próximo.

Doscientos centros escolares de todo Aragón han repartido este curso entre sus alumnos la guía, los folletos y el cuaderno de trabajo editados por el departamento de Salud y Consumo del Gobierno de Aragón dentro de su campaña SolSano. De esta manera, 5.350 escolares de toda la Comunidad han podido conocer los efectos, beneficiosos pero también nocivos, que puede provocarles el sol y el calor.

Esta campaña de prevención escolar aparece como la iniciativa más destacada de las promovidas por la Dirección de Salud Pública para prevenir lo que está ya siendo una primavera calurosa y lo que venga durante el verano. El director general, Luis Gómez, ha reiterado este miércoles los consejos e indicaciones habituales para afrontar estas olas de calor. Fundamentalmente, beber abundante agua, evitar exposiciones prolongadas al sol, moderar el ejercicio y suspenderlo en las horas de más calor y vestir ropa holgada y fresca.

Según explica Luis Gómez, Salud Pública pretende mantener un seguimiento exhaustivo de las temperaturas y las previsiones meteorológicas a cinco días vista para actualizar día a día los niveles de alerta por calor. En este sentido, el Gobierno de Aragón asume los cuatro especificados por el Instituto Nacional de Meteorología: verde (sin previsión de calor por encima del umbral a corto plazo), amarillo (de uno a dos días a corto plazo), naranja (de tres a cuatro días) y rojo (situación extrema con calor continuo por encima del umbral de temperatura).

Con esta información, Salud Pública pretende establecer protocolos de comunicación con los centros de salud de la Comunidad para que sean conscientes de estas previsiones. Habrá advertencias especiales para ?los niños y los ancianos, los más vulnerables a las temperaturas extremas?, según Gómez. Y un teléfono gratuito de contacto las 24 horas, el 900 222 299.

El director de Salud Pública refiere los síntomas del golpe de calor, como pauta de comportamiento para posibles pacientes y personas que se encuentren ante esta situación. Indicios leves serían calambres, agotamiento e irritación de la piel, que en caso de agravarse implican ?temperatura corporal muy elevada, dolor de cabeza, vómitos y pérdida de conciencia?. En estos casos, es necesaria la atención médica inmediata.

Luis Gómez insiste en ?los métodos tradicionales? como forma efectiva de prevenir y combatir el calor, y que ya han sido descritos en la campaña preventiva impulsada desde el Ministerio de Sanidad; buscar sombra, duchas frecuentes, y, además, ?evitar el consumo de alcohol, aunque sea de baja graduación?. Según Salud Pública, lejos de reducir el riesgo, el alcohol ayuda a la deshidratación y a acelerar las consecuencias de un golpe de calor.

Comentarios