Cartas al director: Asunto: Reapertura provisional de Harinas Porta

Izquierda Unida Huesca

Ante la profusión de rumores y la aparición de un informe sesgado y realizado a encargo de parte desde Izquierda Unida de Huesca queremos hacer público lo siguiente: Apostamos y trabajaremos por la reapertura de la empresa y el mantenimiento de los puestos de trabajo. La solución para salvaguardar la actividad industrial y los puestos de trabajo es la gestión pública de lo recogido en el PGOU para esta zona de la ciudad.

Los acontecimientos han demostrado que la ubicación de este tipo de industrias en el centro de la ciudad es peligroso. Si la explosión e incendio se ha producido con, presuntamente, todas las medidas de seguridad activadas. ¿Qué garantía hay que no se reproduzcan los hechos con una apertura provisional, precipitada y a precario. IU se opone a esta reapertura.

La principal preocupación de las instituciones ha de ser garantizar la seguridad tanto de la plantilla de Harinas Porta como la del resto de ciudadanos y ciudadanas de Huesca..

El Alcalde de Huesca debe de abandonar la actitud pusilánime que mantiene sobre este tema desde hace tres años. Es momento de tomar las medidas conducentes al traslado de Harinas Villamayor y reapertura de Harinas Porta a un punto alejado del casco urbano.

Es necesario tomar decisiones ya, sobre lo asumido por el Ayuntamiento con la aprobación de un PGOU que prevé el traslado de las harineras fuera del casco urbano.

El Plan General es la herramienta urbanística de la que se ha dotado la ciudad y es necesaria y urgente su ejecución, en este tema.

La ciudad de Huesca no puede permitir que se utilice el chantaje de unos puestos de trabajo en Harinas Porta para defender una especulación urbanística. Máxime cuando se genera un peligro demostrado al conjunto de la sociedad. La única garantía para el mantenimiento de la actividad industrial (si es realmente la voluntad de la empresa) y el mantenimiento de los puestos de trabajo es una actuación decidida por parte de las instituciones en la gestión de la ubicación definitiva y una voluntad clara por parte de la empresa.

Nos preocupa por ello comprobar que tanto desde el Gobierno de Aragón como desde la Alcaldía de Huesca se siguen manteniendo las maniobras dilatorias que han venido utilizando en los últimos tiempos. Los informes técnicos no pueden seguir utilizándose por las autoridades para ocultar su irresponsable incapacidad de decisión política.

Instamos que se aceleren las investigaciones por parte de los organismos implicados con el fin de no añadir incertidumbres a la ya de por si dramática situación de las familias de las víctimas.

Comentarios