Cartas al Director: Futuro incierto

Jorge Escario

Concejal del PP en el Ayuntamiento de Huesca

La ?desinformación? y el ?silencio? rodean la próxima incorporación de la Universidad al espacio común europeo. A pesar de la incertidumbre de miles de estudiantes y profesores de toda España sobre el futuro de ciertas titulaciones, el Gobierno de Zapatero continúa con la callada por respuesta. Sin duda, estamos asistiendo, en el mayor de los desconocimientos, a la más que posible desaparición de algunas carreras que han resistido el paso del tiempo y las constantes revisiones curriculares.

Parece ser, y digo parece porque la ?omisión? de ciertos ministros de este país resulta preocupante, que el proceso de convergencia, la llamada Declaración de Bolonia, puede acabar o cambiar de una manera más o menos sustancial con ciertas carreras, especialmente, aunque no sólo, las de letras, lo que provocaría la pérdida de su valor específico.

Según las últimas noticias, de las 140 titulaciones que existen en la actualidad, las universidades españolas podrían pasar a tener 78 títulos de grado. Si bien el área de Humanidades resulta la más afectada tampoco las Ingenierías escapan a esta trasformación que mucho nos tememos no conoceremos hasta el próximo curso académico, jugando así con toda una nueva ?hornada? de estudiantes que el próximo mes de octubre comenzarán nuevas carreras que cambiarán tres años más tarde, es decir, que ni siquiera tendrán tiempo para terminarlas.

Este cambio que afectará a Humanidades, Historia e Historia del Arte para crear una sola licenciatura o la fusión de Ingenierías Técnicas y Superiores, por poner dos ejemplos claros, provocará que muchos de nuestros jóvenes que se encuentran cursando estos estudios o en proceso de inicio estén totalmente desorientados ante un futuro tan cercano e incierto, sin contar lo que ello acarrea en cuanto a cambios de planes de estudios, profesorado, espacios educativos?

La desorientación y la falta de información están caracterizando el proceso de conversión de la Universidad Española en su entrada en el marco europeo; y en este ?impasse?, deberemos esperar todavía más la decisión del Gobierno de Zapatero para saber el rumbo que tomará la Universidad de este país.

Mientras tanto, resulta sorprendente, que la Universidad de Zaragoza, tras varios años de inmovilismo, haya decidido precisamente en este momento implantar nuevas titulaciones. Justamente ahora que están en el punto de mira las titulaciones; o debería decir mejor, cuando la Universidad Privada está a la vuelta de la esquina.

En este panorama tan incierto, lo único que está claro es que no era el momento de ampliar nuestras titulaciones cuando aún no sabemos si éstas permanecerán o cómo se verán afectadas por la regulación europea. Aunque, tal vez, esta carrera a contrarreloj responda a que la Universidad Privada se presenta como un fuerte rival para la Universidad Pública y temen que pueda comer terreno.

¡Qué falta de miras tan absoluta! Y, sobre todo, qué momento tan inoportuno para la inclusión de nuevas titulaciones que no sabemos como terminarán. Sólo hay que recordar que hasta el propio rector de la Universidad de Zaragoza, Felipe Pétriz, se unía a los que rechazaban la propuesta de reforma de las Humanidades.

Y, mientras tanto, en Huesca se implanta (o no?) Odontología con garantía de éxito. No seré yo quien niegue su demanda, pero?¿Estamos teniendo en cuenta las conclusiones y asesoramientos de expertos del sector?

¡Ojo no muramos de éxito!

Comentarios