El GMAM ha dado por finalizado el intento de cumbre al Makalu

2005060202 makalu.jpg

La expedición del Grupo Militar de Alta Montaña y el programa de TVE ?Al Filo de lo Imposible, han dado por finalizado el intento de cumbre al Makalu (Pilar Oeste). Este jueves 2 de Junio a las 14:00 h. (hora española), han llegado al Campamento Base todos los componentes del grupo expedicionario, habiendo recogido todos los campamentos y dando por finalizada la expedición a falta, lógicamente, del regreso del Campamento Base a Katmandú. Las condiciones meteorológicas no han querido acompañar y, si estas siempre son importantes en estas montañas, en una vía tan comprometida, física y técnicamente, como la que se quería escalar aún más.

Crónica donde nos comunican el final de la expedición:

Crónica XII

Se acabó. Es difícil explicar lo que se siente en estos momentos y el por qué de esta decisión. Cuando más necesitábamos un poco de suerte, ésta se ha mostrado perversa y nos ha dado la espalda. La noche en el Campo Base ha sido la peor de toda la expedición, con ráfagas violentas de viento que apenas nos han dejado conciliar el sueño. Nada comparado con lo que se ha vivido en el Campo III, donde seis personas en tres minúsculas plataformas de hielo y roca, han luchado por sobrevivir a esa altitud. Aferradas a los mástiles de las tiendas, con la amenaza de salir volando en cualquier momento y asistiendo aterrorizadas a cómo se volaba una de las lonas de las tiendas....

Ha sido la noche de la amargura y la tristeza, de ver cómo el viento se llevaba todas nuestras esperanzas, pero también ha sido la noche del miedo y el pavor, del qué demonios hago yo aquí, de sentirse minúsculo e impotente ante la tempestad, de hacerse vanas promesas de futuro intentando escapar de otro mal momento como éste. Una vez más las previsiones no se han cumplido y no ha habido oportunidad; la maldad de la situación queda reflejada ante la misma componente del viento, dirección oeste, toda directa hacia el pilar, y las probabilidades de ráfagas fuertes de viento, que de un 55% de ráfagas superiores a 90 Km./h se han convertido en un 100 % esta noche y hoy por la mañana.Son momentos de inmensa desesperación, de abatimiento general, de rabia y decepción, sobre todo tras haber sentido la cumbre tan cerca y habernos visto en todo momento a la altura de una vía de la dificultad que tiene esta ruta; hasta el último minuto hemos creído en que el éxito estaba a nuestro alcance. Lo cierto es que la moral está por los suelos y más teniendo en cuenta que para nuestros amigos de Al Filo supone la segunda retirada y para este equipo del GMAM es la tercera vez que nos vemos obligados a abandonar en un ocho mil tras el Dhaulagiri y el Manaslu; en absoluto nos sirve de consuelo el que ambos montes no hayan sido ascendidos en esta temporada o que en el Manaslu ya sean tres los años consecutivos que nadie holla su cima...No hay excusa posible, simplemente no lo hemos conseguido.

Sabemos que una retirada a tiempo en esta empresa es una victoria y que el mayor éxito es volver todos; asumir esto es la ascensión que a partir de este momento tendrá que realizar cada uno personalmente lo antes posible, pero cuando en esta vida se lucha por algo que vale la pena, cuanto más cuesta, más dulce es la victoria; pero también por desgracia, más triste es la derrota. Esa y no otra es la explicación de que ahora mismo los mismos hombres que han dado lo mejor de sí mismos, mostrando todo su tesón y su valor, estén bañando en lágrimas las laderas del Makalu . Lo hemos dado todo.

Comentarios