No hay leona. O mastín o lince

2005060606 perrob1JPG.jpg

Los efectivos del SEPRONA y de las patrullas territoriales del Servicio Rural de la Comandancia de Huesca que participan en el operativo de búsqueda del supuesto felino que algunos vecinos de Banastás dicen haber visto por la zona, han reconocido e identificado a una perra, cuya apariencia externa (color y corte de pelo) y sus hábitos nómadas pueden confundirle con una leona joven.

El canino es de raza mastín y color canela, vive en Puibolea (Huesca), pero tiene un comportamiento nómada que le lleva a permanecer varios días fuera de casa. Lleva el pelo cortado y un fleco largo en la cola. Tiene dos años y medio, y está vacunado e inscrito en el censo canino de Huesca.

La Guardia Civil ha remitido a los especialistas huellas tomadas en el barranco de la Bala, que podrían corresponder a un perro grande, un lince boreal o un gato montés de grandes dimensiones. Testigos de la zona de Huerrios y Banastás siguen sosteniendo que lo que han visto es ?un lince?. La guardia civil ha indicado que un felino joven consume entre 15 y 20 kilos de carne al día, y en los últimos tiempos no se han detectado ataques al ganado por lo que se descarta este tema. Se ha identificado un mastin de color canela, con comportamiento nómada y un fleco largo en la cola.

Algunos de los testigos que dicen haber visto al supuesto felino manifiestan tener dudas al observar diferentes perspectivas de las fotografías tomadas de la perra por parte de los efectivos del SEPRONA, especialmente cuando se muestra al animal por detrás y pueden ver su cola. Cuando corre, afirman los efectivos que participan en el operativo, se parece a un cachorro de león.

La Guardia Civil ha fotografiado también huellas encontradas en la zona donde algún vecino dice haber visto por última vez al animal que se busca, concretamente en las inmediaciones del Barranco de la Bala. Aunque aparentemente pueden corresponder a un perro grande, un lince boreal o un gato montés de grandes dimensiones, han sido remitidas a los especialistas para su identificación.

Los efectivos que participan en la búsqueda han ampliado el operativo durante el fin de semana a toda la comarca de la Hoya de Huesca, incorporándose el sábado el helicóptero UHEL-41 de la Guardia Civil. Han basado el cerco y la batida en las zonas boscosas, donde el animal podía encontrar protección y abrigo natural a las altas temperaturas, y en todo el cauce del barranco de la Bala, lugar donde coinciden prácticamente todos los avistamientos del animal.

La Guardia Civil sostiene que un felino joven consume entre 15 y 20 kilos de carne al día, y en los últimos tiempos no se han detectado ataques al ganado en la comarca de la Hoya de Huesca. Mientras los especialistas identifican las huellas remitidas, los efectivos del SEPRONA continúan hoy, con menos efectivos, con las labores de investigación y rastreo de la zona.

Comentarios