6 comarcas del Altoaragón participarán en la Célula Agroalimentaria y Agroturística Pirenaica

2005060606 CAAP, presentación Benabarre.jpg

Benabarre acogido, la presentación de la Célula Agroalimentaria y Agroturística Pirenaica, CAAP, proyecto de colaboración transfronterizo, pionero por sus características, que se desarrollará durante los dos próximos años gracias a los fondos europeos del programa Interreg III A. La Célula Agroalimentaria y Agroturística Pirenaica, CAAP, es una herramienta para el desarrollo conjunto de las iniciativas privadas en los sectores agro turísticos y agroalimentarios del Pirineo, y persigue la calidad de los productos y la movilización concertada de las políticas y recursos técnicos necesarios para su consecución. Ofrecerá un servicio integral a los empresarios y futuros emprendedores de seis comarcas altoaragonesas, Sobrarbe, Alto Gállego, Somontano, Ribagorza, Jacetania, Hoya de Huesca y una francesa, Mission Agro-Alimentaire Pyrénées de Tarbes, en tareas muy dispares, desde la realización de estudios de mercado, planes de financiación; definición, realización e implementación de proyectos; hasta la ayuda a la promoción de los productos.

La presentación tuvo lugar en el marco de la XVI Fira de San Menardo, celebrada en Benabarre, con asistencia del presidente de la Comarca de La Ribagorz, José Franch, el alcalde de Benabarre, Alfredo Sancho, el técnico de Sargantana, Yan Brianti, y el representante de la Mission Agro Alimentaire Pyrénées, Mathieu Benoit.

El presidente de la Comarca de La Ribagorza, José Franch, resaltó que la CAAP ?es una experiencia intercomarcal y de colaboración con los Grupos de Acción Local?, mientras que el alcalde de Benabarre, Alfredo Sancho, destacó ?las esperanzas de futuro depositadas en este proyecto, fuente de desarrollo comarcal?.

Yan Brianti, técnico de Sargantana, explicó que durante el año pasado se realizaron una serie de encuestas, en las que se detectó ?la necesidad de crear una herramienta de animación-peritaje que, en combinación con las ya existentes, favorezca las dinámicas transfronterizas?. Brianti insistió en que se trata de un proyecto piloto cuya continuidad, después de los dos años que tiene asegurado, dependerá del balance futuro.

Los objetivos, apuntó el técnico de Sargantana, son ?favorecer la emergencia de proyectos económicos en los sectores agroalimentario y agroturístico, relacionar las empresas de ambos lados de los Pirineos, facilitar los contactos entre los colectivos locales y las entidades territoriales para desarrollar proyectos comunes y facilitar la implantación de las iniciativas?.

Por su parte, el representante de la Mission Agro Alimentaire Pyrénées, Mathieu Benoit, resaltó la naturaleza de la célula, ?un servicio público que se le da al empresario?, ya que resulta totalmente gratis para los emprendedores que se integren en él.

Comentarios