Se desbloquea el centro de interpretación de las aves rapaces de Riglos

2005060606 buitres.jpg

Adesho y la Comarca de la Hoya han llegado a un acuerdo para desbloquear el proyecto del centro de interpretación de las aves rapaces de Riglos. La comarca aportará 300.000 euros para la finalización de una obra que ha sufrido importantes desfases presupuestarios, y a cambio la comarca pasa a hacerse propietario del centro y a asumir su gestión, que muy posiblemente subcontratará.

La operación ha logrado la unanimidad de todos los grupos políticos en el pleno de la comarca, ha explicado el Portavoz del PSOE de la delimitación y Presidente de la Comisión de Turismo, Germán Sanromán.

Según Sanromán, a final de verano el centro podría entrar en funcionamiento, al menos de forma provisional, aunque será también necesario mejorar los accesos al mismo, añade Sanromán.

La historia de un desfase que llega a su fin

El proyecto es una idea de la asociación Sargantana que presenta a la por entonces Adegasho, presidida por José Torralba. El proyecto es aceptado en dicha asociación, pero al pasarlo a proyecto constructivo se dispara por primera vez el presupuesto llegando a los 50 millones de pesetas. Entonces Sargantana dice que el centro sobrepasa su preparación técnica, pasando este a ser liderado por la propia Adegasho. Sin embargo, a la hora de licitar la obra ésta sufre un importante desfase llegando a los 98 millones de euros. A día de hoy las certificaciones de obras, sitúan el coste final del edificio en 150 millones de pesetas.

En todo lo dicho no habría problema si la tramitación se hubiera efectuado observando la normativa vigente, pero, según explicó en su día el Presidente de la Comisión de Turismo de la Hoya, Germán Sanromán, y corroboró el presidente de Adesho, Pedro Bergua, no hay documentación sobre las decisiones que hipotéticamente deberían haber tomado los órganos pertinentes, lo que supone una irregularidad manifiesta.

Sanromán llegó a denunciar también que no hay constancia de los encargos de modificados a la empresa constructora que ejecutó el centro.

Tanto el Presidente de Adegasho como posteriormente el Presidente de Adesho, José Torralba y Juan Lino Lasierra, aseguraron que todo se hizo según marca la ley.

Incluso Juan Lino Lasierra cuenta cómo tuvo que abrir a su nombre un préstamo personal para hacer frente a un pago de 30 millones de pesetas que entonces no podía asumir ni Adesho ni el Ayuntamiento de Riglos.

Comentarios