El CRELOC afirma que “el Canfranc es una alternativa técnica adecuada y operativa a corto plazo”

El CRELOC ( coordinadora francesa equilavente a la CREFCO en España ) sostiene que ?la única solución que permitiría frenar a corto plazo, y por un coste razonable para la colectividad, la explosión del tráfico de carretera a través de los Pirineos es la reactivación del eje ferroviario Pau-Zaragoza por Canfranc, hoy interrumpido entre Olorón y Canfranc por decisión del Estado francés. La validez técnica y económica de esta línea ha sido validada nuevamente por el estudio de TTK?.

El CRELOC señala que ?el Canfranc reconcilia la economía con la ecología. Es también trabajar por el respeto al protocolo de Kioto y por la disminución de la dependencia de nuestras economías, de la economía de todos, respecto del petróleo, que cada día será más caro porque cada vez es más escaso. La carretera, ya sea la de Somport, la de Portalet o la de Bielsa, ha demostrado ser una sucesión de gastos en obras continuas. Por otra parte, el accidente del 4 de junio en el túnel franco-italiano de Fréjus nos recuerda la gran peligrosidad y vulnerabilidad del ?todo en camión?.

Prosigue la Coordinadora afirmando que el Canfranc es ?la única solución jurídica europea?. El CRELOC sostiene que es preciso confiar la explotación de este eje a un único operador ferroviario, bien sea privado, bien un GEIE (Grupo Europeo de Interés Económico), bien una sociedad mixta o de otro tipo.

?El Canfranc tiene un gran apoyo popular, según el CRELOC. El gobierno de Aquitania mantiene la voluntad de reapertura y está dispuesto a aliarse con los poderes públicos españoles, regionales o centrales, para poner en explotación este eje. Recordemos que, tanto en la parte francesa como en la española, el Canfranc tiene un gran apoyo popular. Repetidos sondeos así lo prueban. En toda Europa la opinión pública reclama a sus representantes la transferencia de las mercancías de la carretera al ferrocarril. Saludamos a los países de vanguardia, tales como Suiza, Holanda y, por supuesto, España, que invierten más en ferrocarriles que en carreteras. El Estado francés, la SNCF y RFF han demostrado a lo largo de veinte años que no harán nada para ayudar a la reapertura del Canfranc?.

El CRELOC y la CREFCO están a disposición de los poderes públicos aquitano y aragonés para ayudarles a trabajar juntos con el apoyo, nunca desmentido, de la Unión Europea y, esperamos, del Gobierno español, para alcanzar este objetivo en el más breve plazo posible.

Comentarios