El número 2 de Medio Ambiente pone Huesca como ejemplo de la mala planificación hidráulica del PP

Antonio Serrano, secretario general para el Territorio y la Biodiversidad (número 2 del Ministerio de Medio Ambiente), afirma que el caso de Huesca y sus problemas de abastecimiento de agua de boca en este año es un ejemplo de la mala planificación hidráulica del Gobierno del Partido Popular. Considera que otro modelo de política hídrica habría evitado tener que abordar la cuestión de forma urgente e in extremis.

Serrano recuerda que en el año 1995 hubo un episodio de sequía a raíz del cual se inició una política que hubiera dado solución, dice el número 2 de Medio Ambiente, a los problemas cíclicos de falta de agua. Política que, añade, quedó truncada por el cambio de signo político en el Gobierno central.

Respecto al proyecto de Biscarrués, Antonio Serrano no quiere inmiscuirse en el trabajo que está desarrollando la ponencia de obras conflictivas de la Comisión del Agua de Aragón. Apunta que lo más importante es el respeto interinstitucional. No quiere que le ocurra como hace unos meses cuando anunció que el embalse de Santaliestra era un proyecto muerto. Ha justificado que tal afirmación se hizo cuando se veía claro que el resultado final del debate iba a conducir a una apuesta alternativa como ocurrió semanas más tarde.

Serrano ha visitado Aragón para participar en el ciclo de mesas de debate ?Política Hidrológica en el siglo XXI?. Este ciclo pretende promover el debate entre aquellas instituciones y colectivos implicados en la planificación y la gestión del agua en diferentes comunidades autónomas. Esta iniciativa está organizada por el Ministerio de Medio Ambiente, a través de la Fundación Biodiversidad y con la colaboración del Foro del Agua.

Comentarios