El PAR critica el personalismo de Elboj en materia de agua

El Comité Local de Huesca del Partido Aragonés (PAR), a través de su Comisión Permanente, ?denuncia la improvisación, preocupación por su propia imagen, contradicción, personalismo y autoritarismo en la gestión por parte del alcalde Fernando Elboj de los problemas de abastecimiento de agua a Huesca?.

Para este órgano del PAR, ?la muestra más evidente de ello se centra en que, tal como reclamó este Comité Local, se ha constatado que existen diferentes opciones que harían posible una apertura de las piscinas en un corto plazo de tiempo, teniendo en cuenta no sólo las pérdidas permanentes del sistema de suministro, tanto en la conducción desde Vadiello como en la red de distribución de la ciudad, sino también las deficiencias y pérdidas -conocidas y no resueltas- a cola del sistema?.

?Sin embargo -explica-, en lugar de atender la razonable solicitud planteada por este Comité, Elboj ha preferido transmitir el contradictorio mensaje de anunciar una prohibición, escenificada por parte de otros miembros del grupo de gobierno, mientras el Alcalde comparecía reiteradamente en los siguientes días para prestigiarse proclamando el carácter revisable de la medida, al tiempo que rechazaba esas opciones de solución, con la huida hacia delante de otras obras inmediatas. Estas primero debían ser, según sus manifestaciones, un depósito de cola en las Lomas de Cillas que después debió rectificar para explicar que se trataba de entrada únicamente de una balsa y ahora nuevamente son dos depósitos. Hay que recordar, en este sentido, que en su día se presentó la operación urbanística de las Lomas de Cillas como imprescindible para afrontar una obra que ahora resulta ser sencilla y rápida?.

Respecto a las piscinas, el Comité del PAR afirma que ?el Alcalde está obligado a revisar de nuevo todas las alternativas que admiten ya la apertura completa de esas instalaciones, puesto que ha quedado patente que su cierre fue una decisión poco madurada, carente de la responsabilidad y análisis exigibles en primer lugar a un Alcalde, que en cuestión de horas tuvo que matizarla. Su primera determinación se dirigía a salir al paso de las críticas por pasividad, tratando así de salvaguardar su imagen, mientras las posteriores correcciones, tienen como objetivo eludir las nuevas críticas por ese cierre, generando la duda sobre un posible llenado futuro, que le permite ganar tiempo y superar al menos el mes de junio sin excesivo desgaste?.

?Además -señala-, es tan evidente su intención de fotografiarse personalmente con piscinas llenas y niños alrededor, que alcanzaría la condición de ridícula, sino fuera por lo indignante que resulta y por los perjuicios, que a partir de final del curso escolar serán gravísimos, a los vecinos de Huesca. Cabe señalar que, además de ser Huesca la única capital que está padeciendo estas restricciones, en cualquier otra ciudad esta situación hubiera provocado una reacción incuestionable?.

Según el Comité Local del PAR, ?otro ejemplo de esta nefasta gestión de Elboj, es su machacona publicidad sobre cada obra con visitas programadas cada tres días, en especial a los avances sobre la nueva traída, en la parte que corresponde al Ayuntamiento, de forma que transmite unas expectativas a los ciudadanos, respecto a la inminente la entrada en servicio del sistema, cuando en realidad estará concluido en un plazo que va variando casi cada día. De nuevo se trata de la cuestión de imagen?.

?Quizá más grave que todo ello -valora el PAR oscense-, sea su manipulación caprichosa de la solidaridad. Al anunciar las restricciones en Huesca, el propio Luis Felipe, como portavoz socialista, argumentó que la situación general de sequía ?que se vive en todo el Alto Aragón y otras zonas de España?, por lo que ?para el equipo de Gobierno es una cuestión de solidaridad, especialmente con los sectores agrícola y ganadero, tomar las medidas que se toman, máxime cuando la prioridad está en el agua de boca?. Sin embargo, sólo dos semanas después, ante el respetuoso planteamiento que recordaba la precariedad en el abastecimiento de numerosas poblaciones a partir de la misma fuente que Huesca, la desaforada réplica del Alcalde consistió en enviar a esos vecinos y sus ayuntamientos a llamar a la puerta de otras administraciones, negando que Huesca debe aplicar cualquier solidaridad hacia ellos?.

?Comentario aparte -continúa- merecen las declaraciones del concejal Sanromán, pretendiendo denigrar cualquier demanda de solidaridad por parte de otras localidades de la comarca respecto al agua del Guatizalema. Su actitud y palabras son indignas para un representante de los oscenses y, en un solo exabrupto, han echado por tierra la labor de colaboración, diálogo y entendimiento capital-comarca que se ha realizado en particular durante los últimos años en la Hoya. Después de ello poco podremos exigir desde Huesca en cuanto a la solidaridad, ya que ese talante de Elboj y Sanromán esconde una actitud rayana en el más puro colonialismo, que además, se ve ratificada por la realización de una prospección, de resultados aún indefinidos, en San Julián de Banzo, es decir, en otro término municipal, sin contar con el Ayuntamiento del municipio donde está situado y saltándose todas las normas del respeto institucional?.

En otro aspecto del asunto, el Comité expone que ?en lugar de establecer un diálogo participativo y de colaboración con todos los grupos del Ayuntamiento, Elboj ha optado por ?sacar continuamente conejos de la chistera? y anunciar cada semana nuevas obras, después de haber mantenido paralizado el Plan Global durante un año. Por ejemplo, su solicitud al Gobierno de Aragón y la CHE de un plan de inversiones para la mejora de la red de distribución, contrasta con su rechazo a finales de 2004, de la enmienda del PAR a los presupuestos municipales que proponía destinar 300.000 euros para iniciar la renovación sistemática de la red, incluida en ese Plan Global?.

?De la misma manera -concluye-, que en su momento Elboj rechazó poner en marcha las inversiones de ese Plan a causa de que los episodios de turbidez habían desaparecido y ya no provocaban titulares en la prensa, cabe deducir que salvo circunstancias absolutamente extraordinarias e indeseables, todo el presente ímpetu se ralentizará en cuanto se haya sobrepasado la crisis gracias al retorno de las lluvias. Huesca no puede estar gobernada a golpe de reacción frente a los titulares informativos o las críticas sociales, y cuando la imprevisión es la causa de buena parte de los problemas actuales?.

Comentarios