Fraudes en las compras online

La Confederación Española de Organizaciones de Amas de Casa, consumidores y Usuarios (CEACCU) alerta que en las últimas semanas se ha registrado un incremento de los fraudes en las subastas por internet, a través de las denominadas ?plataformas de comercio?, páginas web donde particulares colocan a la venta productos de cualquier tipo: desde material informático o electrónico, equipos de imagen y sonido, joyas, mobiliario e incluso ropa y calzado.

Según esta organización, a la que pertenece FEACCU-Huesca, los fraudes que se están produciendo son de tres tipos: o bien el usuario no recibe en su domicilio el producto adquirido (en ocasiones, algunos de elevada cuantía como el caso de ordenadores portátiles, supuestamente a precio de saldo), o el producto no responde a las expectativas creadas o simplemente es defectuoso.

El perjuicio para el usuario es importante pues, en contraste con el desembolso realizado, las garantías son nulas y los cauces para reclamar complejos. Una dificultad añadida para dirimir las responsabilidades en que se hubiera incurrido es la dispersión de los actores que intervienen en la compra, encontrándonos con un complejo entramado societario matriz situado fuera de la Unión Europea (en Estados Unidos, en el caso más frecuente), de un vendedor particular no español y de un consumidor de nuestro país.

El problema reside en que las casas de subastas generan una imagen de confianza en el consumidor invitándole, con señuelos, a realizar la compra a través de su web, por la que cobrará una comisión en función del precio de la venta, sin embargo no ha establecido las mínimas cautelas exigibles por comprobar la identidad del vendedor y la veracidad de la oferta.

Además, a juicio de CEACCU sorprende que en caso de que el usuario sufra cualquier contingencia en la transacción, la web de subastas on line cobre una cantidad de 30? por gestionar su reclamación.

Ante esta situación, CEACCU recomienda: evitar realizar compras en estos centros de subastas, si no son capaces de garantizar los derechos a los usuarios, especialmente la identificación y la dirección del vendedor; y no realizar nunca pagos por adelantado sin las suficientes garantías.

Comentarios