El Ayuntamiento de Monzón insta al SEPES a que haga cumplir las condiciones de venta de parcelas del Polígono Paúles

El Ayuntamiento de Monzón ha remitido a la Sociedad Estatal de Promoción y Equipamiento del Suelo (SEPES) un escrito por el que le insta a adoptar las medidas procedentes para obligar a los compradores de parcelas industriales puestas a la venta por la sociedad estatal en el año 2.000 a cumplir las condiciones de venta en cuanto a los plazos de edificación.

En la misiva se recuerda que ?en las condiciones de venta de las mismas se establece, entre otras, el que las parcelas se destinen por el comprador a una edificación industrial y a iniciar y ejecutar las obras en los plazos que fije la normativa urbanística, pudiendo, llegado el caso, adoptar las medidas necesarias para hacer cumplir las condiciones de venta. Dicho plazo de edificación es de dos años por lo que en dichas parcelas el plazo ha sido rebasado con creces?.

El Ayuntamiento quiere, de esta forma, acabar con el proceso especulativo que hace, ante la falta de nuevo suelo industrial en Paúles, que las últimas parcelas vendidas por el SEPES en el año 2.000 estén en buena parte sin ocupar por actividad alguna.

Cabe recordar que en los últimos meses, varios empresarios de la ciudad, con necesidades de ampliación de sus industrias en Paúles, se han dirigido al Ayuntamiento solicitando la adopción de medidas como la ahora realizada.

El Ayuntamiento, en consecuencia, entiende que esta situación perjudica la actividad económica de la ciudad, por lo que la medida adoptada resulta obligada. Desde el Ayuntamiento se recuerda además que esta medida se acompaña con la ultimación de los detalles del convenio con Suelo y Vivienda de Aragón que ha de posibilitar la ampliación del Polígono Paúles por la Carretera de La Almunia, tal y como ya adelantó hace unas fechas el Alcalde de Monzón, Fernando Heras.

Cabe recordar que en el Polígono Paúles hay alrededor de 38.500 metros cuadrados libres en manos de propietarios particulares y una demanda de 36.000 por parte de las empresas, pero los precios de venta hacen prohibitiva su adquisición.

Se trata de nuevas parcelas puestas a la venta por el SEPES en el año 2.000 y que 5 años después no han sido edificadas por los adquirentes.

Comentarios