Los montisonenses José Vilalta y Raúl Martínez dispuestos a conquistar el Nanga Parbat

2005061414 montañeros.JPG

Los montañeros montisonenses Raúl Martínez y José Vilalta viajan ilusionados a su primer gran reto ante un montaña de más de ocho mil metros como es el Nanga Parbat. En una expedición formada integramente por montañeros aragoneses y liderada por el jaqués Carlos Pauner intentarán ollar la cima de este pico de 8.125 metros de altitud. Este martes recibían de manos del presidente de la Diputación Provincial, Antonio Cosculluela, una bandera de la provincia que les acompañará en esta aventura y también eran despedidos por sus compañeros y amigos de Airón Club de Monzón.

El próximo jueves está prevista otra recepción a José Vilalta y Raúl Martínez en el Ayuntamiento de Monzón.

El equipo está formado por Carlos Pauner, Fran Lorente, Raúl Martínez, Javier Abad y José Vilalta y como indicaban los dos expedicionarios montisonenses viajan con ?mucha ilusión y muchas ganas. Por fin hemos conseguido alrededor de Carlos Pauner un buen equipo aragonés y es el salto que cualquier montañero tiene como objetivo que es subir a un ocho mil?, manifestaba José Vilalta.

Raúl Martínez añadía algunas de las dificultades que se van a encontrar . ?Fundamental es a partir del campo 2 que hay un muro vertical y es la mayor dificultad que tiene la montaña. A partir del campo 4 son unas 10 horas de andar y se hace muy complicado a partir de 7.800 o 7.900 metros, debido a la aclimatación?.

El grueso de la expedición parte el sábado día 18 desde Madrid, si bien Carlos Pauner ya se encuentra en viaje a Islamabad. Cuando estén todos allí les esperan dos días de aproximaciones con autobús y con 4X4 y dos días de treking. Tras llegar al campo base comenzará la aclimatación, empezar a portear material a los campos de altura y prepararse para atacar la cima. Entre 15 o 20 de julio se intentará llegar a lo más alto del Nanga Parbat, dependiendo de las condiciones que se puedan encontrar.

Los expedicionarios se muestran contentos y satisfechos por tratarse de una expedición totalmente aragonesa y de amigos con Carlos Pauner que aporta la experiencia. Junto a ellos viaja Manuel Vázquez, enfermero del Hospital Royo Vilanova de Zaragoza para asistir a los montañeros en la expedición y comprobar las repercusiones que pueden sufrir cuando se encuentran a más de 7.000 metros de altitud. El Gobierno de Aragón colabora a través del Centro de Medicina Deportiva de la DGA y el Departamento de Salud, que aportará su apoyo sanitario en este ?ocho mil? para que la expedición se realice en las mejores condiciones posibles. Así, los miembros del equipo estarán en contacto directo con el hospital Clínico para poder enviar las pruebas y los análisis necesarios.

En el acto en la Diputación Provincial también acudía el presidente de la Federación Aragonesa de Montaña, Luis Masgrau, y el presidente de Prames, Modesto Pascau. Masgrau añadía que el montañismo aragonés está en un buen momento. ?Hay personas de referencia y una gran cantera que se inicia en expediciones pequeñas en los Andes y luego da el paso a siete miles para finalmente dar el salto a ochomiles y luego más dificultades dentro de una progresión adecuada con un trabajo organizado por parte de los clubes y en la Federación Aragonesa consideramos que estamos en primer línea?.

El macizo del Nanga Parbat forma parte de la cadena montañosa del Hindu Kush. Se trata de la única montaña de más de 8.000 metros de altitud (8.125 m.) que no se halla en las cordilleras del Karakorum y del Himalaya. El Nanga Parbat es la segunda montaña más alta de Pakistán y la novena altura mundial.

Además de los aragonesa el permiso se extiende a 15 montañeros, dos del País Vasco, así como otros de Canarias, Cataluña, Zamora o Pamplona.

Comentarios